Header Ads

Fracasó la reforma energética de Peña Nieto y se ve reflejado en los recibos de luz: Norberto Rivera




Ciudad de México.- Los de la Arquidiócesis Primada de México ya comienzan a ponerse pesados con los del Gobierno Federal: aseguran que la reforma energética ha sido un fiasco y así lo demuestran los altos recibos que los usuarios a lo largo y ancho del país reciben y que tienen que pagar con el sudor de su frente

La arquidiócesis Primada de México externó que la aplicación de la Reforma Energética en el país ha traído inflación y altas tarifas en energéticos. 

El semanario ‘Desde la fe’ ha lanzado su opinión respecto al gobierno de Peña Nieto y particularmente de la que tiene que ver con los energéticos.

En la publicación se puntualiza que además la reforma siembra esperanza y mentiras de mejora que no existen; se reproducen las generaciones de pobres pese a las promesas de los beneficios.

“Cada día, usuarios y consumidores se rascan los bolsillos para que centavo a centavo, contadas manos aglutinen la riqueza, a pesar de las promesas de que todos, sin excepción, se beneficiarían con las reformas estructurales”, destaca el texto.
Además se critica que pese a que autoridades federales negaron que la economía familiar se vaya a ver afectada por el aumento de los precios, la verdad es que el poder adquisitivo se ha visto disminuido. 

Otro punto sobre el que también se vuelcan los religiosos es la onerosidad con que se conducen los políticos, haciendo un país de contraste entre muy adinerados y miserables.
“La reforma energética ya resulta sumamente cuestionada por su impacto social que desestabiliza el futuro de los sectores más vulnerables. Sus beneficios enriquecen a pocos y, lamentablemente, comienzan a crear nuevas generaciones de pobres”, acierta en su opinión el escrito.

Y sigue: “La decantada reforma energética, conforme pasa el tiempo, se desinfla por la insuficiencia argumentaría que la pretende defender. Marañas y marañas, verborrea y retórica, exhiben lo que jamás se previó cuando fue creada. No hubo sensibilidad social y sí mucha voracidad excusada en demagogia que nos recetan todos los días con la pueril advertencia: de no haberse liberado el precio de los energéticos se hubieran recortado programas sociales”, dice el semanario editorial Desde la Fe.



¿Qué hubieran hecho ustedes? 


Y es que el gobierno en verdad tiene un discurso demagógico y embustero, sobre todo en cuanto al presupuesto federal se refiere. 

Según la Cuenta Pública del 2015 –donde se ve cuánto en realidad gastó el gobierno- se gastó un excedente de 222 mil 570 millones de pesos más de los asignados por la Cámara de Diputados. Según el presidente Enrique Peña Nieto, el aumento en las gasolinas se deriva como ‘una medida responsable’, pero sabemos que su administración se ha endeudado progresivamente. 

Por ejemplo, en Comunicación Social y Publicidad del 2015, el Gobierno Federal presupuestó 2 mil 695 millones de pesos, pero en la realidad se gastaron 7 mil 618 millones. (http://www.animalpolitico.com/blogueros-blog-invitado/2017/01/06/gasolina-mentiras-presupuestales-del-presidente/).

Ante un gobierno que gasta a placer y vive del erario y los beneficios de la política, los falsos argumentos de un presidente impopular enfurecen a la ciudadanía.




Escrito por: Diego Velázquez R.