Header Ads

La actriz Sylvia Pasquel exhibe a la organización "Mundo patitas" de lucrar con los perritos de la calle






Mundo patitas está ubicado en el Parque México, en la Ciudad de México.

Al parecer, existe detrás de esta Asociación Civil una profunda y entramada red de fraudes y maltrato animal disfrazada de ayuda para los amigos peluditos. 

Recopilando diversas fuentes en redes sociales de testimonios personales, así como páginas diversas de internet de denuncias animal, podemos determinar que Mundo Patitas y su dueña Norma Huerta encubren un negocio lucrativo a través de la asociación. 

Norma Huerta, una mujer que “hace de todo” en la asociación (presidenta, captadora de donaciones, talachera, administradora, rescatadora, relaciones públicas, finanzas, medios de comunicación y redes sociales, entre otros) es respaldada por nadie, uno que otro voluntario, pero el peso de la asociación cae sobre toda ella. 

Según su página de Facebook ( ) Mundo Patitas se define como: “Somos una A.C. transparente, legal y sin fines de lucro que defiende los derechos de los animales no humanos, mediante un activismo pacífico y congruente”. Sin embargo, según varios alegatos y evidencias de diferentes personas que han tenido trato con Norma Huerta y su forma de trabajar, hacen pensar en que no son animalistas como aseguran. 

Se adjunta el testimonio (https://www.facebook.com/notes/basta-vecino/testimonios-p%C3%BAblicos-acerca-de-mundo-patitas/653363111437199/) de la actriz Sylvia Pasquel quien rescató a una perrita, Uma, atropellada en la Avenida Fray Servando de la CDMX, y que mediante sus propios medios pagó la cuenta del veterinario. Pocos días después se enteró que la asociación Mundo Patitas recaudaba fondos para la misma perrita usando las fotografías que Sylvia Pasquel subió a Twitter: 

“Unos días después y ya estando UMA en la veterinaria de mi primo, con la cuenta SALDADA DEL HOSPITAL, me mandaron un correo informándome que en la página de Mundo Patitas subieron una foto que le tomé a UMA el día que llegó al hospital, posteada en su galería como si fuera suya y con una foto que decía, ‘Es la perra rescatada por la BVA atropellada de Fray Servando DF tiene fractura expuesta, ¿Alguien la reconoce?

Rápidamente la actriz narra cómo se dio cuenta que Mundo Patitas conmovió el corazón de las personas quienes rápidamente se ofrecieron a donar dinero a la siguiente cuenta:
Clabe BANAMEX No. 002180700850813393
OXXO a la tarjeta Banamex: 5204167195010699

La actriz ignora cómo Mundo Patitas obtuvo la fotografía con la que pretendía lucrar y obtener recursos para un perro que ya había sido atendido.

Más casos lo sustentan

La actriz Gaby Platas también sumó voz al eco de ‘Mundo Ratitas’ como ya varios usuarios lo conocen. Ella saca a la luz otro caso de fraude que el que Jennifer Sánchez, en una carta dirigida a José Luis Martínez, Presidente del Centro de Adopción y Rescate Animal A.C. denuncia a Norma Huerta por su mal proceder. Según el relato de Jennifer, el 7 de febrero de 2009, su hermano rescató a un perro de ser rociado por gas pimienta por un elemento de policía cuando el can intentaba entrar a una estación del Metrobús. 

El muchacho se puso en contacto con Mundo Patitas para que albergaran de forma temporal al perrito que ya había recibido el nombre de Napoleón; Norma Huerta solicitó al joven 500 pesos de donativo a Mundo Patitas y otros 500 para gastos de manutención

Dos semanas después, el hermano de Jennifer encontró a Napoleón en poder de Norma Huerta pero en un peor estado que se le entregó. Cuando el chico preguntó sobre el porqué del aspecto del animal, la mujer simplemente respondió que ‘no le podían dar atención personalizada a los canes’. Sin embargo, cuando Jennifer le solicitó la adopción, Norma volvió a pedir 500 pesos para la manutención del perro, cantidad que dejó en 200 pesos por no haber sido esterilizado y que de todos modos se depositaron a Mundo Patitas. El 11 de marzo, cuando se había acordado la entrega de Napoleón, Huerta no entregó el ejemplar y argumentó que sus hijos se habían encariñado con el animal y por lo tanto ya no estaba en adopción.

Otros usuarios (https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=503343126399332&id=444658842267761) han destacado que Norma Huerta ‘se cuelga’ de los rescates que realizan otras personas y pide donaciones descaradamente y sin transparencia. Se asevera que las donaciones jamás llegan a los animales y solo sirven para engordar los bolsillos de Mundo Patitas.

Algunos usuarios teorizan que la mujer también se dedica a dormir a los perros para que no le hagan espacio. Otros aseguran que Norma Huerta no tiene un refugio y que a los perros que rescata los tiene en su azotea, en un apartamento en Coyoacán, en la Ciudad de México.


En conclusión, tenga cuidado con los animalistas y sus pretensiones de ayudar a los amigos peluditos. No todos son lo que parecen. Comprométete y sigue el caso si es que rescatas a un perro o un gatito: ayudar no solo implica donar sino involucrarse con esa vida hasta que se le encuentre un hogar permanente.




Escrito por: Diego Velázquez R.