Header Ads

La doctora mexicana Gabriela tiene la cura definitiva del Parkinson en sus manos






Gabriela Caraveo Piso es la científica mexicana que ha estado investigando por años el mal de Parkinson. Recientemente descubrió lo que podría ser el la cura definitiva. Entrevistada por el Conacyt, su caso de éxito fue dado a conocer por el periódico El universal.

Desde pequeña sintió enorme curiosidad por los seres vivos que la rodeaban. Luego, en la preparatoria, decidió estudiar biología, pues le interesaba descubrir las causas de las enfermedades.

Lo que más le gusta de la ciencia es su creatividad. “La gente pinesa que la ciencia no tiene nada que ver con las artes, pero la ciencia en sí es un proceso muy creativo” afirma, pues cada día, en la investigación, es un nuevo reto que plantea preguntas y hay que ingeniárselas para encontrar las soluciones.

Estudió en la UNAM y posteriormente hizo un doctorado en la Universidad Johns Hopkins por tener gran interés en el estudio del VIH, pues allí se encontraba el investigador Robert Siliciano, destacado especialista.

Al estudiar el VIH le empezó a interesar la biología celular y las neurociencias. Así, luego del doctorado, hizo un posdoctorado en neurociencias.

Posteriormente la científica empezó a estudiar las levaduras como modelo para entender cómo funciona una neurona, lo cual le fue muy provechoso. En base a estas 

investigaciones probó en neuronas de ratas un medicamento llamado Tacrolimus para reducir la toxicidad que desencadena el Parkinson.

El medicamento ya era conocido, y era usado para evitar el rechazo de los órganos trasplantados, sin embargo, la investigadora ha probado que tiene una aplicación en el tratamiento del Parkinson.

La investigadora confía en que en los próximos años se aprueba este uso de este medicamento.


Escrito por: Alexander Garín Rojas