Header Ads

El IMSS ya no tiene dinero para pagar pensiones, entonces proponen elevar la edad de retiro


Ciudad de México.- El Instituto Mexicano del Seguro Social mete el freno de mano, porque ya no puede sostener a los cientos de miles de trabajadores afiliados.

Asegura que la única alternativa para combatir la crisis de pensiones es elevar la edad de retiro y hacer que los ciudadanos trabajen durante más años

Consiga ropa y zapatos cómodos porque posiblemente esa pensión no vendrá pronto. Dice el IMSS que para el año 2030 el número de trabajadores en activo por cada pensionado será negativo; esto supone una crisis real para la operación del Instituto. Así lo apuntó Mikel Arriola Peñalosa, director.

El Seguro Social tiene ahora la carga de cubrir 270 mil pensiones de ex trabajadores cuya edad promedio fue de 52 años. 

"Ningún sistema tiene una edad tan baja ante un aumento de esperanza de vida que rebasa 80 años", dijo Arriola en un encuentro con medios internacionales.

Haciendo una comparativa histórica, en el año de 1973 -hace 44 años- existían 14 trabajadores en activo por cada pensionado. Al día de hoy el número ha bajado a cinco trabajadores en activo por cada jubilado.

“Este número será negativo para el año 2030”¸ aseveró Arriola por lo que consideró que en el futuro se deberá realizar un aumento en la edad de retiro para evitar así una quiebra financiera del organismo.

"Si nos llega a rebasar ese equilibrio, la única forma es incrementar la edad de retiro", señaló.

Posibles soluciones

Algunas de las alternativas que podría tener el sistema son varias y no son agradables. Por ejemplo, queda que el estado deje de aportar el 6.5 por ciento del salario del trabajador y que el empleado –por sí mismo- aporte un 10 por ciento de su sueldo a su pensión.
Las recomendaciones de la OCDE es que las aportaciones al mes sean de entre un 15 y un 18 por ciento.

Podría también comenzar a introducirse un esquema de ahorro voluntario para los trabajadores, así como una flexibilización al régimen de inversión. 

Otras cuestiones que quedan pendientes en el Instituto Mexicano del Seguro Social es que deberían minimizarse o reducirse los sistemas de pensiones de privilegio de las que gozan militares, políticos, jueces, magistrados, diputados, ex trabajadores de PEMEX, ISSSTE, del propio IMSS y demás trabajadores del sector público con alto perfil

Estas ‘mega pensiones’ no corresponden con lo que el trabajador ahorró y se elevan con subsidios del gobierno que al final pagan todos los contribuyentes. 




Escrito por: Diego Velázquez R.