Header Ads

Poblano se quedó sin esposa, al adoptar a 50 perros callejeros





Puebla.- La adopción de una perrita en 2012 fue el inicio de la adicción de Miguel Ángel Espinosa Velázquez, pues ahora cuenta con cincuenta perros en su casa, lo que provocó que su esposa se divorciara de él, aun siendo ella la que inició con las adopciones. 

El periódico Central acudió a la casa del hombre para conocerlo. Al entrar al hogar se percibe un olor a limpieza, a pesar de la cantidad de perros y de que veces hacen necesidades fisiológicas en el suelo. 

Todo comenzó cuando en 1012 su esposa lo estimuló a adoptar una perrita que estaba abandonada  cerca de su domicilio. Así conoció a “cafecita”.

Desde entonces su gusto personal por los perros creció, pues en pocos días ya tenía a cinco animales, luego fueron veintitantos, treinta, y ahora son cincuenta.

El hombre dice que puede atenderlos con una inversión mínima de cien pesos diarios.

Pero no ha sido nada sencillo pues tuvo que acondicionar su casa con decorados de piedra para que los orines de los perros no se pegaran. También ha tenido que soportar las quejas de los vecinos y sobre todo decirle adiós a su esposa.

El hombre dejó su vida social para dedicarse por completo a cuidar a los animales. También ha sido muy difícil para el adaptarse, pues antes solía viajar, convivir con sus amigos y pocas veces estaba en casa.







Escrito por: Alexander Garín Rojas