Header Ads

Reina de Belleza de Jalisco deja la fama, el dinero, joyas, viajes para dedicar su vida a Dios como religiosa





Jalisco.- No todo es fama, belleza y fortuna. También existen las almas bondadosas que aún desean conseguir un cambio real en la sociedad y ser personas de bien. 

Es el caso de Esmeralda Solís Gonzáles, una ex reina de belleza de Jalisco de apenas 20 años de edad, que en 2016 fue coronada en su pueblo natal. Ahora ha dejado esa vida atrás y ha decidido convertirse en monja por lo que ingresó al noviciado de las Misioneras Clarisas del Santísimo Sacramento. 

La historia de esta nueva hija de dios se comenzó a viralizar hace pocos días en redes sociales después de que la página de Miss México realizara una publicación en Facebook. 

La joven esmeralda nació el 12 de abril de 1997 en el municipio de Valle de Guadalupe, en el Estado de Jalisco. Para ir al convento y entregarse eternamente a Dios no solamente deja a su familia, sino también sus estudios de nutrición. 

Ella actualmente se encuentra viviendo en el convento de las Misioneras Clarisas del Santísimo Sacramento de Cuernavaca, en el estado de Morelos. 





“Realmente no se sabe qué es la vida religiosa hasta que se está dentro. Hasta ahora he logrado ver desde otra perspectiva lo que es el mundo y lo que te ofrece. Yo era muy feliz con todo lo que tenía, pero no se compara con la felicidad que Dios coloca en mi corazón ahora”, expresó la chica para el portal católico ACI Prensa.

La muchacha desde hace 5 años se había aproximado a las misioneras clarisas hace unos cinco años. Desde allí despertó su vocación religiosa y acudía con efusividad y alegría a las jornadas vocacionales, misiones y campamentos católicos.

“Los tiempos de Dios son perfectos. Durante este tiempo (de discernimiento) se me permitió vivir algunas experiencias como ser reina de belleza y otras más, que dejaron una huella para siempre y que me permitieron aprender mucho para lo que viene después”. El pasado 25 de marzo de 2017 dio el primer sí a su vocación en el día de la Virgen de la Encarnación.

Se sabe que las monjas clarisas trabajan y colaboran en clínicas, dispensarios, catequesis, grupos de jóvenes, guarderías, colegios, residencias universitarias, casas de ejercicios espirituales, misiones, entre otras obras benéficas.







Escrito por: Diego Velázquez R.