Header Ads

Una pasajera borracha acusó a mexicano de traficar con su propia hija




Un mexicano fue detenido e interrogado tras aterrizar en un vuelo de Cancún a Nueva York debido a que una pasajera que viajaba con él lo acusó de tratar con menores, debido a que el color de piel de la niña era más blanco que la de él.

La pasajera no tenía bases para su acusación, ni evidencia que respaldara su dicho. Pero al aterrizar el avión, agentes de Estados Unidos interrogaron al mexicano solo para descubrir que la menor sí era su hija, solo que su madre es  ciudadana estadounidense.

Maura Furfey, de ascendencia irlandesa, quien es maestra de español y madre de tres hijos, contó que su esposa e hija de tres años regresaban de un viaje a México para visitar a la madre y la bisabuela de su esposo, pues sólo los ve una vez al año.

Autoridades Portuarias y de Aduanas y la Patrulla Fronteriza arribaron al avión, se acercaron al hombre y le pidieron que con sus maletas en mano los siguiera.

Esto a pesar de contar con Green card, llevar el pasaporte con el mismo apellido y tener una carta notariada donde se demostraba que viajaba a México por una semana.
El hombre al final fue puesto en libertad, y tras quejarse de United Airlines, se le dio una disculpa y un vale por 100 dólares.
  



Escrito por: Alejandro Rojas