Header Ads

“Yo estudié hasta tercer grado de primaria, me pueden culpar de todo pero menos ratero": Layín




Ciudad de México.- Hilario Ramírez Villanueva ‘Layín’ es una verdadero figurín: otra vez volvió a brillar y no por sus propuestas sino –como siempre- por su vulgar forma de hablar y expresarse. 

Majaderías, palabras incompletas y vulgaridad son parte de su número.

Campechano y sin reparo alguno, acudió en calidad de candidato independiente a una reunión ante los miembros de la Coparmex donde firmó y se comprometió a cumplir una agenda mínima ciudadana, junto a otros candidatos.

Haciendo uso de su florido lenguaje, ‘el candidato que robó poquito’ aceptó haber estudiado hasta tercer año de primaria: “Yo estuve hasta tercer grado de primaria, pero Dios me dio sentido común, les agradezco la atención y la invitación y a la hora que sea estoy con ustedes. Yo lo único que les voy a pedir es que confíen en mí, yo soy todo menos desleal, yo soy todo menos ratero, yo soy todo menos gente que le gusta pagar con lo que no debo de pagar”, comentó el polémico candidato.


 Video propiedad de: nayaritenlinea.mx


En este aspecto se contradice este ‘Robin Hood nayarita’ de oscuro pasado, quien en alguna ocasión cayó a la cárcel por portar un arma de fuego en 2005, en la carretera que va de San Blas al municipio de Xalisco.

 También es verdad que en 2009 a su hermano, Filiberto Ramírez Villanueva, lo detuvo la Policía Estatal Investigadora por el delito de fraude al encabezar una red de comercialización de productos robados.

Sin embargo, durante su participación en la Coparmex, Ramírez expresó su experiencia como empresario y presumió dotes de honestidad. 

“Yo soy un hombre de poca escuela, pero bendito mi padre Dios que me dio la intuición y nunca me gusta andar hablando de estas cosas pero aquí lo voy decir, yo soy empresario aquí y en Estados Unidos, me gusta mucho trabajar, me gusta mucho generar empleo, hay mucha gente que viene a hablar puras finuras sin decir nombre y llegado, adiós a todos, Su palabra es la ley como si fueran los reyes en la tierra”, sostuvo ante un foro a medio llenar. 

Ahí también miente el honorable. Cuando fue presidente de San Blas despilfarró recursos públicos y gastó cerca de 225.53 millones de pesos en operaciones irregulares y sospechosas en sus dos gestiones de 2008-2011 y 2014-2017.

En su fiesta de cumpleaños en 2015, que costó 15 millones de pesos, le levantó la falda en tres ocasiones a una falda que bailaba en el escenario; así de impúdico para recordarlo.
Finalmente a ‘Layín’ sí se le notó la primaria trunca, ante los miembros de la Coparmex pues nomás no pudo con las palabras policía, medicina o haya.
“Yo compañeros, para que en Nayarit 'haiga' desarrollo económico, cómo debe uno de empezar, a trabajar con los empresarios”, concluyó.

Personajes tan tropicales deben desaparecer de la escena política, pues con su estilo no hacen más que bulla alejándose de las verdaderas propuestas que requieren los ciudadanos.




Escrito por: Diego Velázquez R.