Header Ads

Alejandro Fernández y la hija de Angélica Rivera, alias la "gaviotita" se pusieron una megapeda





En la boda de Ximena Navarrete y Juan Carlos Valladares, Alejandro Fernández, El potrillo, que había sido invitado se puso una gran p*da. Llegó a las 8 de la noche y se regresó a las diez de la mañana del día siguiente, hasta las manitas.

El cantante se divirtió, bailó e incluso se tomo unos tragos con Sofía Castro, la hija de Angélica Rivera e hijastra del presidente Enrique Peña Nieto.

En una filmación se observa a Sofía Castro muy enfiestada. El potrillo se puso de necio con ella insistiendo en que se tomara un caballito, a lo que ella no accedió, pues solo aceptó la mitad.

También estuvo a punto de robarle un beso a una rubia a la que se quería ligar. De igual modo se le vio muy cariñoso con otro hombre de identidad desconocida.

Al término de la fiesta, el hijo de Vicente Fernández tuvo que ser apoyado por un guarura para no caerse.

El potrillo tenía un saco dorado, por lo que algunos bromearon afirmando que sacó “La chica dorada” que lleva dentro.




Escrito por: Alexander Garín Rojas