Header Ads

El 40% de los mexicanos en este momento no tienen ni para comer, mientras políticos se roban nuestro dinero



Vivir en México en condiciones de pobreza es un infierno. Las cifras dicen que quien nace pobre, tiene más condiciones de permanecer así: trabajando todos los días de sol a sol, partirse el lomo la mayor parte de tu vida y aguantar hambre todas las noches porque no alcanza para lo mínimo que requiere un ser humano: comer. 

Las cifras en México sobre la pobreza alimentaria deberían encender las alarmas del gobierno federal, pero no. Ahora mismo el Partido Revolucionario Institucional se encuentra más preocupado por las elecciones en el Estado de México (bastión peñista), Coahuila y Nayarit, que en ofrecer a sus ciudadanos lo mínimo que el Estado debe procurar: seguridad y bienestar.

Al contrario: pese a los millones que destina la Secretaría de Desarrollo Social en distintos programas el número de pobres aumenta año con año. Y así lo reflejan las cifras oficiales del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) que revela que 40 por ciento de los mexicanos no gana lo necesario para pagar la canasta básica alimentaria con el ingreso laboral de su hogar.



Pero ¿Cuánto es lo básico que necesita un mexicano para poder subsistir? Según el mismo CONEVAL se trata de mil 813 pesos al mes, por persona en un ambiente rural; en la ciudad es de 2 mil 819 pesos. Es decir 93 pesos por día o 704 pesos por semana, el salario que pagan normalmente en una mediana empresa o armadora trasnacional.
Solo 1 de cada 2 mexicanos puede pagar canastas básicas para subsistir. 

Es decir: salarios de miseria de los que tanto presume Enrique Peña Nieto haber creado.
Es cierto hay más empleo, pero este es de un salario precario. 

¿En qué se invierte el dinero? ¿En dónde queda el dinero de los impuestos si no se ve por ninguna parte las mejoras? 

La crisis es mental dice Peña Nieto






Escrito por: Diego Velázquez R.