Header Ads

El hijo de Julio César es una verdadera vergüenza y su carrera está acabada





Ciudad de México.- Después de ver la vergüenza de pelea que ofreció Julio César Chávez Junior en contra de Saúl Álvarez muchos piensan que debería retirarse para siempre de los encordados.

Y es que todos vimos una sola pelea: aquella donde ‘El Canelo’ tundió sin piedad a Julio César Chávez, con una pelea de un solo lado; el ‘hijo’ de la leyenda no pudo defender el apellido Chávez y asimismo opinó David Faitelson, el analista deportivo.

David no dudó en tirarle con todo al originario de Sinaloa: “Era su última oportunidad para aferrarse a un nivel de boxeo de grandes ligas, está fuera de ese nivel de grandes ligas y creo que la razón principal fue el peso. Lo llevaron, lo sacrificaron hasta dar 164.5 libras que él no podía dar. Sí dio el peso, pero como lo dio. Lo vimos el viernes cadavérico en la rueda de prensa”, explica el analista de ESPN. 

A Chávez Jr se le vio mal, tenso, desanimado, sin fuerza, sin velocidad y no tuvo nada de técnica. Como bien dicen los que saben: se murió de nada. 

Saúl Álvarez no tuvo clemencia contra el gran bocón de Chávez Junior que fue más lengua que puños durante las semanas previas al encontronazo. Sobre el encordado de Las Vegas no demostró más que la inexperiencia, pues el jab y la derecha del sinaloense hicieron mella en su humanidad.

Julio César recibió una lección de boxeo a un fresco ‘Canelo’ que ni siquiera se despeinó. El resultado fue contundente con una triple decisión unánime de 120 puntos contra 108.
Y claro que las reacciones no se hicieron esperar. Faitelson completó su juicio y dijo que es una ‘vergüenza’ para México debido a su falta de preparación y sugirió que se retirara. 

“Mi recomendación es que Julio César Chávez Junior tiene que retirarse, no pasa nada con él. Nada. Ha desperdiciado su carrera, ha llevado a lastimar el legado de su padre; no es un peleador disciplinado y llega el momento en que la gente ya la abuchea. Es decir, la marca ‘Chávez’ ya la está estropeando”, explicó David.

Incluso el padre, la leyenda se mostró bastante decepcionado: “Está bien gracias a Dios, lo principal es que se bajó caminando, ganando perdiendo, su cuerpo no le respondió, esperábamos que Julio se hidratara bien, pero cuando el cuerpo no responde es imposible ganar la pelea, no tenía la fuerza, no tenía la potencia, es por eso que no tiró golpes, yo también estaba desesperado, yo también quería que soltara golpes y me dijo “no podía papá, no sentía fuerzas”.


¿Debería de retirarse por siempre Chávez Junior?





Escrito por: Diego Velázquez R.