Header Ads

En el PRI estamos libre de los pecados de la corrupción, somos honestos: Ochoa Reza




Ciudad de México.- Ese ‘Clavillazo’ ya no cree en nadie y solo se solaza en sus ideas fantasiosas de que el Partido Revolucionario Institucional es en verdad libre de pecado y corrupción.

Enrique Ochoa Reza, presidente nacional del PRI, asegura que Delfina Gómez es un peligro para México. Parece que ya se le olvidaron las fechorías de Javier Duarte –al que echaron del partido y no es considerado más un miembro- y sus 5 años y 10 meses de ejercicio abusivo de funciones como gobernador de Veracruz.

Con esto asegura que su partido ya está libre de los pecados de la corrupción.
¿A poco no se da cuenta que el único y verdadero riesgo para el país ha sido EPN y su ‘Grupo de Atracomucho’?

Al ser entrevistado por el periodista Javier Risco en el programa La Nota Dura, Enrique Ochoa dijo que el cáncer de la corrupción debe ser atacado por autoridades, junto con los partidos políticos y la sociedad.

A la declaración que sí debemos de poner cuidado es cuando se refirió a que si se detectan nuevos casos de corrupción dentro del Revolucionario Institucional serán los primeros en demandar una investigación y castigo a los responsables.

Nomás que ahí sí ya se mordió la lengua: sin ir más lejos, recientemente el gobierno de Estados Unidos destapó la existencia de cuentas millonarias en el extranjero a familiares del priista Humberto Moreira. Sin embargo, la bancada del partido tricolor en Coahuila se niega a investigar la situación contradiciendo los dichos de su líder nacional.

Angelitos: mienten sin reparo una vez tras otra. Solo los ignorantes votarían por estas lacras en 2017 y 2018.

Sobre la competencia en el Estado de México, se refirió a la candidata de Morena, Delfina Gómez de quien dijo representa a la verdadera mafia del poder. 

Finalmente, Ochoa aprovechó el espacio para criticar a Andrés Manuel López Obrador indicando –cual tarabilla- que representa un peligro para México porque se dañaría la economía y alejaría las inversiones extranjeras.

De eso ya se hicieron cargo ellos y solitos.




Escrito por: Diego Velázquez R.