Header Ads

Joven logró salvar a su primo porque intentaba suicidarse, pero el destino le hizo una jugada y terminó electrocutado





Campeche, Campeche.- Por querer salvar a su alcohólico pariente de suicidarse, este noble joven perdió la vida dentro de un hospital del Seguro Social luego de estar varios días luchando por su vida.

Según explican los reportes policiacos, el domingo 23 de abril un sujeto de 35 años de edad había estado ingiriendo bebidas alcohólicas durante todo el día. Sin embargo cuando cayó la noche y su capacidad de juicio decidió que esta vida no era necesaria, por lo cual intentó arrebatarse la vida colgándose de una cuerda al interior de su domicilio en la calle Tamarindo entre Mazorca y Nueve de la Colonia Ampliación Esperanza.

El sujeto logró ser bajado de la viga donde intentaba arrebatarse la vida por un muchacho de 22 años y fue llevado a la fuerza por sus familiares para que tomara una siesta y se le bajara la borrachera. Sin embargo, como buen necio ebrio se volvió a incorporar y siguió con su juego del suicidio. 

Sin embargo ahora lo llevó a otro nivel: al techo de la casa de donde amenazaba con lanzarse desde siete metros de altura. Se quedó en la esquina del domicilio de dos pisos después de discutir con sus familiares. 

De nueva cuenta el joven de 22 años fue a calmar a su primo e intentó hacerlo entender, sin embargo para su mala fortuna tocó unos cables de alta tensión que le provocaron una fuerte descarga eléctrica. El muchacho se precipitó de cabeza hasta el piso donde azotó con violencia y se partió el cráneo.

Sus familiares asustados llamaron a emergencias para que atendieran al jovencito que solo quería pasar un tranquilo domingo en familia. Al sitio arribaron paramédicos de Cruz Roja quienes trasladaron al joven al Hospital General de Especialidades y luego al Instituto Mexicano del Seguro Social y luego al Instituto Mexicano del Seguro Social. 

Sobre el borrachín que causó el accidente, fue detenido por elementos de Seguridad Pública por causar escándalos en la vía pública. En días pasados el joven de 22 años fue diagnosticado con muerte cerebral y falleció, por lo que sus familiares determinaron donar sus órganos.

Seguramente después de que se le bajó la borrachera al primo se dio cuenta de lo que causó. ¿Podrá vivir el resto de sus días con la culpa? 




Escrito por: Diego Velázquez R.