Header Ads

México es el segundo país más violento del mundo, después de Siria


Ciudad de México.- Nuestro país no tiene problemas ‘comunes’ como los que apunta el presidente Enrique Peña Nieto; mientras él habla de ‘desafíos y rezagos’, en el exterior se habla de crimen, violencia y crisis. 

¿No me creen? En el rubro de violencia, un tema que inquieta y no deja dormir a cientos de miles de mexicanos todos los días, la nación se ha convertido en la segunda más sangrienta solo por detrás de Siria. 

Según un reporte anual del Instituto Internacional para los Estudios Estratégicos (IISS) -una organización especializada en Defensa y conflictos con sede en Londres-, en 2016 México fue el país con más asesinatos del mundo, solo superado por Siria, y esto por culpa del narcotráfico

"Los homicidios intencionados en México en 2016 fueron 23.000", superados sólo por los 60.000 de Siria, que vive una guerra civil”, escribió Antonio Sampaio, experto del IISS. 

¿Estos son acaso problemas normales y retos como los que afirma Enrique Peña Nieto?
¿Según el especialista en seguridad y defensa de naciones? No. 

"Es muy raro que la violencia criminal alcance los niveles de un conflicto armado. Pero es lo que ocurrió en el Triángulo Norte de Centroamérica (Honduras, Guatemala y El Salvador), y, especialmente, México", añade Sampaio. 

Y cabe mencionar que las muertes juntas de estos tres países suman 16 mil incidentes.
Este sexenio de Peña Nieto podría convertirse en el más catastrófico, sanguinario y peor administrado de toda la historia. Esto sin mencionar la impunidad rampante para vaciar las arcas del erario con la que contaron 13 ex gobernadores (Como Javier y César Duarte, por ejemplo). 

Las cifras de muertes superarían a las de Felipe Calderón, presidente panista que convirtió a México en un baño de sangre con su iniciativa de la lucha contra el narcotráfico. 

Aquí se pueden verificar las cifras para que comparen por ustedes mismos:  

El especialista Sampaio recomienda ante tal escenario que "México necesita rapidez y políticas innovadoras si va a cambiar su estrategia de seguridad".

Pero eso es justamente lo peor: la estrategia no cambia, y mientras no cambie, las muertes seguirán. Ya en 2017 podemos ver un repunte de la violencia, lo que no significa sino incompetencia y falta de liderazgo

Pero aún, el presidente Peña Nieto ha fallado en lo único que debería preocuparle: cuidar la integridad de los mexicanos. Ni con economía (ya que las familias cada vez tienen menos poder adquisitivo), ni empleo (los creados por su administración están subpagados y son sobreexplotados), ni seguridad. 

Ya ni se mencionan las fosas de Veracruz, Guerrero, el inacabado caso de los 43, la ignominia de la Casa Blanca, las sanguinarias matanzas de Tlatlaya y Nochixtlán, las deficientes relaciones con Trump, los escándalos de sus co partidarios priista, y los más reciente problemas de ‘huachicoleros’ en el centro del país que se suman a un largo etcétera.

En el sexenio de Enrique Peña Nieto ya van 79 mil 344 muertos y se seguirán sumando a su cuenta. 




Escrito por: Diego Velázquez R.