Header Ads

Trabajadores de Aurerra hacen paro porque recibieron 100 pesos del reparto de utilidades, quieren 3 mil pesos




Trabajadores de la cadena comercial Walmart de México en su filial de Bodega Aurrera en la capital oaxaqueña extendieron su paro laboral para exigir un mejor reparto de utilidades.

Los empleados que solicitaron el anonimato, señalaron que su principal inconformidad es el reparto de utilidades. Dijeron que la parte patronal les ha entregado la cantidad de 20 pesos por ese concepto y en algunos casos 200 pesos, cifras que consideraron injustas.

Agregaron que el pago quincenal es de 1,500 pesos, cantidad que consideran insuficiente para las condiciones económicas que vive el estado.

La protesta que inició el día de ayer en la sucursal de Walmart, se extendió a otras en la capital. Los trabajadores de las sucursales de Plaza Bella, Santa Rosa, San Sebastián Tutla, El Rosario y Santa Anita cerraron los accesos de las tiendas y amagaron con continuar con su protesta hasta obtener una respuesta favorable.

Este domingo, las sucursales en Oaxaca cumplieron 24 horas en paro, los trabajadores de la trasnacional aseguraron que sus condiciones laborales no son óptimas y los salarios son ínfimos comparados con el costo de vida de la entidad, por lo que demandaron pago justo.

El sábado sólo detuvieron actividades tres de las siete tiendas de la capital oaxaqueña; los demás se unieron ayer ante la falta de respuesta satisfactoria de la patronal. Se les unieron trabajadores de las tiendas Aurrerá de los municipios de Huajuapan de León y Salina Cruz.

Un grupo de empleados explicó que son cerca de 150 trabajadores por tienda y hay tres turnos: apertura, cierre y vela, lo que significa que más de mil empleados suspendieron labores en el estado.
Señalaron que aunque el pago de utilidades varía por empleado según el número de días laborados, este año fue mínimo. El año pasado un trabajador recibió 2 mil 500 pesos; en 2017, con el mismo numero de horas y días trabajados, recibió sólo 400 pesos.

En Guerrero, miles de trabajadores de al menos cinco municipios se negaron a abrir las tiendas de autoservicio. En Chilpancingo, una comisión de empleados dijo en Radio Universidad Autónoma de Guerrero que desde las 7 horas trabajadores de Walmart, Aurrerá norte y sur y Sam’s no abrieron las tiendas.

“Sólo en la capital somos cerca de mil trabajadores, sin contar los de Acapulco, Zihuatanejo, Iguala, y Ciudad Altamirano, entre otras ciudades”, expresaron.

Advirtieron que ya recibieron amenazas de despidos, pero no estamos dañando a la empresa, sólo pedimos un justo reparto de utilidades.

Uno de los afectados dijo que el monto que les pagaron el viernes pasado bajó mucho. “Unos recibieron 73 centavos, otros, 192 pesos; algunos, como un panadero de Aurrerá, con 10 años de trabajo, cobraron 380 pesos, cuando hay jornadas en que les piden que se quede toda la noche. Eso no es justo, es una burla, porque las ganancias de estas empresas son millonarias”

“Si no hay solución y pretenden despedirnos, no permitiremos que abran las tiendas. Estaremos día y noche en paro. Sabemos que es una lucha pesada y fuerte, pero seguiremos hasta las últimas consecuencias”.

Acusaron a sus patrones y gerentes de ser represores. Por ejemplo, si un empleado falta un día, se lo descuentan y le quitan los vales de despensa; si justificas la falta, tienes que reponer el día con una jornada hasta de 10 horas.

Reiteraron que los que tienen más antigüedad recibieron 320 pesos de participación de utilidades, es menos de un peso por día, cuando cada día estas tiendas recaudan poco más de un millón de pesos.