Header Ads

Yesenia y Erika serán la primera pareja de lesbianas en contraer matrimonio en Oaxaca




Juchitán, Oaxaca.- En el Istmo de Oaxaca la sociedad sigue siendo clasista y retrógrada: solo pueden formar pareja las parejas heterosexuales, mientras que los homosexuales y lesbianas deben luchar contra el repudio. 

Y es que el rechazo no es solo a nivel social, sino institucional, laboral, en lo educativo y la salud.

Es el caso de Yesenia, de 24 años y estilista de profesión; y Érika de 19 años, trabajadora de una repostería; quienes desde hace dos años viven en unión libre y actualmente iniciaron el trámite para que el registro civil la pueda casar y así convertirse en la primera pareja de lesbianas unidas en matrimonio dentro del mismo estado de Oaxaca. 

La pareja reconoció que en sus hogares no ha sido fácil aceptar su sexualidad. “En mi casa al principio me rechazaron, no aceptaron cuando les dije que me gustaban las mujeres, que era lesbiana y así quería vivir, mi papá y mi mamá me aceptan como soy, no así mi hermana que incluso ha llegado a golpearme por mi preferencia”, expresó Érika, originaria de la sierra mixe zapoteca.

Sin embargo, el caso de las lesbianas de Oaxaca es especial pues sufren varios grados de discriminación: primero por ser mujeres, luego de escasos recursos, luego por ser indígenas y la final por ser lesbianas.


Otro de los grupos que apoya a las gays en el Istmo de Tehuantepec es el colectivo Gunna Gubidxha o Mujer Sol en español, el cual es liderado por Yesenia Esteva Valdivieso.

“Frecuentemente nos organizamos para hablar sobre su sexualidad y como impulsar nuestra visibilidad, no ha sido nada fácil ir abriendo la mente de la sociedad, primero comenzamos con nuestras familias ese paso y recibir apoyo es lo mejor, sin embargo, muchas de nosotras no lo tenemos y salimos a la calle a buscarlo, por eso cree este colectivo porque considero que las mujeres lesbianas sufrimos la constante de lesbofobía, si nos ven besándonos nos juzgan y más aún si vivimos juntas”, dijo.

El mes pasado Érika le pidió matrimonio a Yesenia y por supuesto aceptó de inmediato. Actualmente están realizando trámites para que el registro civil de Oaxaca las case en el estado y no en la Ciudad de México.

“Queremos hacer historia y que todo mundo se entere que nos vamos a casar, me siento muy contenta por este gran paso, somos mujeres y nos sentimos a gusto de ejercer una sexualidad en el lesbianismo y pedimos respeto, sólo eso”, recalcaron.





Escrito por: Diego Velázquez R.