Header Ads

3 mil trabajadores de PEMEX fueron despedidos, ya no hay dinero para sueldos


PEMEX prosigue con su proceso de poda de empleos para volver a ser rentable. La petrolera estatal mexicana ha anunciado que prescinde de 2.785 trabajadores del área de Exploración y Producción, el más afectado por los recortes, por “no contar con los recursos suficientes para el mantenimiento de las plazas” y ante la disminución de la carga de trabajo derivada de las menores inversiones.

Esta nueva ronda de despidos, adelantada por el diario La Jornada, se enmarca dentro de la decisión, recogida en el presupuesto federal, de rescindir casi 9.000 empleos. La plantilla de Pemex cerrará el año con 37.000 efectivos menos que hace tres años, cuando empezaron los recortes más drásticos.

La fórmula empleada para acometer esta nueva poda de empleos, con la que la petrolera estatal prevé ahorrar 2.885 millones de pesos (casi 160 millones de dólares), será la no renovación de contratos a medida que van venciendo. Parte de estas casi 3.000 bajas ya han empezado a surtir efecto en el segundo trimestre del año.

El grueso de los recortes de empleo –algo más de 1.000 puestos de trabajo– se centrará en el área de Perforación y Servicios. El resto provendrán de los departamentos de campos de aguas someras –353–, Servicios Marítimos de Campeche –casi 300–, Exploración y Salvaguardia Estratégica –290 en cada una–, Bloque Sur –200– y, en menor medida, del Bloque Norte, Coordinación Operativa y Recursos Técnicos.

En los últimos años y muy especialmente desde el cambio en la dirección de la empresa, la petrolera estatal mexicana ha optado por el recorte en inversiones y empleo para hacer frente a su grave crisis. En marzo del año pasado, el director general de Pemex incidió en una entrevista concedida a este diario en la necesidad de acometer “fuertes ajustes” para asegurar la viabilidad de la empresa pública, otrora principal fuente de recursos del erario mexicano. “No hay opción; los ajustes [de empleo] se harán por rentabilidad y estrategias de negocio. Serán los que sean, pero el despido no es el fin. El fin es ser rentable”, añadía.

Los recortes y el cambio en la gestión ya han empezado a dar resultados en las cuentas de la petrolera estatal mexicana. Tras ocho trimestres consecutivos de números rojos, Pemex ha encadenado dos consecutivos de beneficios. Entre enero y marzo de este año cosechó ganancias de 88.000 millones de pesos, frente a las pérdidas de 62.000 millones cosechadas en el mismo periodo del año anterior.