Header Ads

Delincuente de 24 años se suicidó luego de ser violado por sus propios compañeros




Puebla, Puebla.- A este ladrón le llegaba la hora de salir del penal poblano donde se encontraba recluido, sin embargo ser víctima de las constantes violaciones de sus compañeros de celda decidió arrebatarse la vida.

La mayoría de los penales tienen la fama de que adentro los hombres son ultrajados por los reos homosexuales, máxime si los criminales enfrentan una sentencia por violación. Sin  embargo, muchos también son penetrados pese a estar dentro por otro motivo.

Es el caso de Luis Enrique, recluido en el penal de San Miguel, en la capital Puebla de los Ángeles, donde cumplía una sentencia de 2 años y 7 meses por el delito de robo agravado, pero a pocas semanas de quedar libre tomó la vida por su propia mano.

El joven se encontraba en la celda número 4 del Área de Aislamiento Temporal ya que en días pasados fue brutalmente golpeado y violado por otros reclusos atraídos por los hombres. Fue separado para evitarle más abusos.

Esto le habría motivado a suicidarse.

Cerca de las 14:50 horas del martes pasado, uno de los custodios del Cereso Estatal lo encontró colgado con una cinta del cuello; personal médico lo revisó pero solo confirmaron que ya había perecido.

Apenas por la mañana, Luis Enrique tomó su desayuno, recibió su comida y poco antes de las 15 horas es que se dieron cuenta del atroz hecho.

Por el momento las autoridades penitenciarias se encuentran realizando las investigaciones pertinentes.



Escrito por: Diego Velázquez R.