Header Ads

Joven hondureño de 29 años se encoge su cuerpo tras jugar con los huesos de los muertos




Honduras.- La comunidad de Copan se ha estremecido con un caso aparentemente inexplicable de un joven albañil que luego de abrir unas tumbas y manipular unos huesos empezó a sufrir una rara condición que le hecho disminuir estatura.

De medir 1.75 m, ahora solo mide un metro.

Todo inició cuando a los 17 años y medio le dieron la orden de derribar un mausoleo para construir un cuarto. Encontró unos huesos humanos allí, los cuales apartó con las manos, a pesar de que le había dicho que debía usar guantes. 

De hecho, se puso a jugar con ellos.
Poco tiempo después empezó a sentir dolor en los huesos, la cadera y las piernas, el cual se le fue regando por todo el cuerpo. Asimismo un cansancio extremo.





Lo curioso es que también sentía que lo perseguían y hasta llegó a escuchar que lo llamaban por su nombre.

Ha visitado a muchos doctores de su país, quienes le aseguran que tiene una enfermedad degenerativa.

Debido a su condición, tuvo que empezar a usar muletas, pero por no poder manejarlas, se cayó y se fracturó siete huesos.

Ahora debe estar tomando calcio y se le notan las malformaciones en el pecho, las muñecas y otras zonas.

Entrevistado para Noticias HCH, el joven pidió apoyo de la ciudadanía para tomar sus suplementos con calcio, el cual debe ingerir diario. También toma diclofenaco para el dolor y una leche especial que no está tomando actualmente por falta de recursos.

De hecho no puede usar silla de ruedas porque no puede sentarse.

El joven, postrado en cama, clama la buena voluntad de la gente, para que lo también con artículos de uso personal, ya que ya no puede trabajar.



Escrito por: Alexander Garín Rojas