Header Ads

Lideres mundiales se están inyectando sangre de bebés para rejuvenecer



Ciudad de México.- Una nueva teoría ‘conspiranoica’ está causando revuelo en redes sociales: supuestamente los líderes mundiales se estarían inyectando sangre de bebé nuevecita para rejuvenecer y expandir su longevidad en este plano terrenal.
En esta loca carrera por permanecer vivo, la empresa Ambrosia Plasma (https://www.ambrosiaplasma.com/) ubicada supuestamente en California, Estados Unidos se encuentra realizando estudios de la juventud y envejecimiento; para ello inyecta sangre de personas jóvenes a adultos mayores sin que quede claro de dónde viene; la compañía solo aclara que provienen de ‘bancos de sangre’. 

Esto ha generado gran expectación, pero sobre todo entre los grandes magnates del mundo como los Rockefeller, Onassis, los Bloomberg, inclusive la invencible reina de Inglaterra y demás personajes pertenecientes al infame Grupo Bilderberg. 

El médico encargado, Jesse Karmazin, quien extrañamente nunca ha ejercido su profesión, desde 2015 lleva realizando estas investigaciones (https://clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT02418013) y ya se sabe de personas que pagan cerca de 8 mil 900 dólares o 145 mil pesos mexicanos por cada transfusión de sangre joven; la empresa clama que mejora los efectos del envejecimiento y la fragilidad que viene con la edad.
Sin embargo, ¿a qué precio?

Otro de los peligros latentes de esta práctica sería provocar que la sangre entre en el mercado, y que –incluso- se produzca un mercado negro que persiga sangre de personas y bebés ‘cueste lo que cueste’. Se fomentaría una desaparición masiva de personas, todo con fines lucrativos.
Curiosamente, otra de las investigaciones de Ambrosia Plasma involucra al odiado país Corea del Norte y al ortopedista Myung Ryool Park. Aquí se averigua la ‘potencia’ eficacia y seguridad para el ser humano para utilizar el sangre del cordón umbilical, así como su plasma. 
¿Nos encontramos ante las puertas de una investigación que amplía la vida del hombre? ¿O es demasiado anti ético para que siga adelante?




Escrito por: Diego Velázquez R.