Header Ads

Los Fidget Spinners un peligro para los niños y puede ocasionar hasta la muerte





 El fidget spinner es sin duda el juguete de moda en el mundo; de colores, con los personajes favoritos, con o sin luces son una sensación. 

A los más chicos les llama la atención como como gira y los más grandes quieren tener uno mientras se preguntan ¿Y qué más hace?

El spinner se vende como un juguete anti stress, como coadyuvante para llevar la ansiedad e incluso para mejorar la atención y la creatividad. Aunque muchos de estos supuestos beneficios son cuestionables, lo que es cierto es que su principal objetivo es el de entretener.

Sin embargo, muchos de los juguetes que comienzan a entrar en el país, no cumplen con los estándares de calidad solicitados por el Gobierno Federal. Por otro lado, los que se producen en el país no son más seguros; la mayoría se realiza en impresoras 3D o en fábricas que no cuentan con ningún certificado de seguridad.



Ya se han dado casos de desprendimiento de piezas centrales y bolitas que pueden dañar un ojo al salir disparado a una velocidad descomunal. 

En el caso de los baleros, los dedos de varios niños ya se han atorado en ellos resultando casi siempre en consecuencias nefastas. Se termina visitando la sala de un hospital para que le extraigan el dispositivo atorado al niño curioso.

En el caso de los que tienen luces, es muy sencillo quitarle las baterías con las que funcionan y resultan sumamente tóxicas al contener mercurio, cadmio, litio y plomo.

El Fidget Spinner no es el del todo seguro, al menos no lo que son ‘chafas’ y de mala calidad. Si va a conseguir alguno de estos para ti o alguno de los tuyos, asegúrate de que el producto cuente con su correspondiente identificación de juguete seguro, con la etiqueta indicando la edad sugerida, nombre del fabricante y/o del importador.




Escrito por: Diego Velázquez R.