Header Ads

Impiden a joven donar su sangre por ser gay




El viernes 28 de julio Ariel Heredia un jugador de la selección Argentina de fútbol gay fue a un hospital reconocido de Argentina el Hospital Garrahan para donar sangre como cualquier persona altruista que desea ayudar a otros que necesitan donantes. Sin embargo, lo rechazaron por ser gay.

Heredia cuenta que el mismo rechazo se lo hicieron a otros compañeros de su plantel que también deseaban donar. En ninguna parte del instructivo ni la ley argentina se especifica que un donante puede ser rechazado por su orientación sexual, pero aparentemente para algunos ser homosexual es sinónimo de tener SIDA. 

No hay nada más falso que eso, porque hay muchas personas heterosexuales que padecen la enfermedad o son portadoras. 

Esto es un prejuicio terrible, ya que cualquiera tiene el derecho de donar sangre y a mi criterio es un acto egoísta hacia las personas que necesitan donadores. Lo que le sucedió a Heredia es un acto de discriminación y homofobia, porque no tiene otro nombre que eso. ¿Qué hubiese sido lo lógico? Que se le hagan las examinaciones indicadas para ver si el candidato padece de alguna enfermedad congénita, SIDA, o cualquier cosa que impida que done sangre. Eso se le debe hacer a cualquiera que desee donar sin importar su orientación sexual… se supone.

Aparentemente los prejuicios aún siguen reinando nuestras vidas y en este caso perjudican a otros que necesitan de nuestro apoyo… estamos hablando de vidas que podemos salvar y aún así ¿se rechaza a un buen alma caritativa porque es homosexual?

Si quieres más información sobre lo sucedido aquí dejo la nota de un diario argentino con más detalles sobre la noticia. Espero que esta situación cambie y que de verdad podamos concientizar sobre la discriminación y que esto no vuelva a suceder.