Header Ads

Jovencita se fuga con un pastor evangélico casado






Sabinas, Coahuila.- La pecaminosidad en el sacerdocio radica en lo prohibido, en aquello que uno no puede tener.

De ahí que los curas caigan en las faltas de violación, pedofilia y hacer a un lado el celibato.

Por ejemplo, se encontró a una joven estudiante reportada como desaparecida al anochecer del martes y que había huido con el pastor. 

La joven Érica Álvarez Cervantes de 16 años se encontraba desaparecida y se comenzó su búsqueda luego de que la madre la reportara, vecina de la Colonia Humberto Moreira de Nueva Rosita.




La muchacha había salido de su domicilio en la calle Morita 1223 en busca de su pareja, un pastor de la iglesia cristiana Jerusalén, de quien dijo desconocer su nombre.

La madre además dijo ante las autoridades que su hija le sustrajo dos mil pesos que serían usados para la inscripción a la secundaria y también para comprar medicamentos.
Vecinos también comentaron que la niña, con mochila al hombro, confesó que iba a buscar a su amor hasta la ciudad de Saltillo.

Pero el pastor era además casado, situación que la madre conocía y jamás aprobó. Y por partida doble, peor: además él tenía más de 32 años y la menor apenas la mitad, 16

“Érica es muy rebelde, no me hizo caso le dije que no quería que lo volviera a ver y me amenazó con irse con él si yo no la dejaba que continuara su relación”, explicó la madre acongojada.



Escrito por: Diego Velázquez R.