Header Ads

Peña Nieto premia a los burocratas huevones con bonos por llegar "puntual" a sus oficinas




Un total de 34 mil 707 millones 203 mil pesos, se gastó en premios o bonos a la puntualidad de servidores públicos, en lo que va de administración de Enrique Peña Nieto.

Cabe informar que el presupuesto público asignado a los burócratas por este concepto creció 13.62% en los primeros cuatro años de este sexenio.

En tanto, los recursos destinados para pagar el premio de puntualidad a la burocracia es cercano al que la Federación aportó en este año a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), que fue de poco más de 36 mil 345 millones de pesos “para atender acciones de educación en los niveles de bachillerato, licenciatura, posgrado y divulgación de la ciencia y la cultura”, se ha dado a conocer.

De acuerdo a diversas solicitudes de información obtenidas por El Universal, a través de la Ley de Transparencia, se encontró que “23 dependencias federales mantienen —con diferentes nombres— este tipo de prestaciones económicas, que han aumentado año con año para estimular a sus empleados a llegar a la hora establecida a sus centros de trabajo”.

Para algunos investigadores como Abraham Vergara Contreras, académico de la Universidad Iberoamericana, “es ilógico e injusto el presupuesto que se destina para que los trabajadores del gobierno lleguen a tiempo, puesto que es una obligación que se debe dar por hecho.

No es justo que por hacer su trabajo el gobierno dé esa cantidad de dinero. Hay bonos de productividad, por ser competitivo o por llegar a metas establecidas, es algo justo, pero esto no lo veo adecuado. No se deberían otorgar esos bonos por cumplir algo que está en un contrato, puesto que llegar puntuales es algo con lo que se está comprometido al firmar un contrato de trabajo”, indicó.

El mismo medio señaló que, entre las dependencias ocurren casos como el del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), donde hasta los trabajadores fallecidos y ex empleados, cuando causan baja previo al pago de este premio aún reciben el bono. “En el caso de los finados, el Inegi recibió el reclamo de los familiares por un monto de 433 mil 531 pesos entre 2012 y 2016”.