Header Ads

¿Como se predice el eclipse?




Desde la antigüedad los hombres observaron los movimientos del Sol y de la Luna y notaron que obedecían a ciclos muy regulares que se podían utilizar para medir el paso del tiempo. 

A pesar de que las trayectorias de los dos astros parecían seguir un mismo camino en el cielo, casi nunca se "tocaban". Pero algunas veces la regularidad del ciclo se rompía momentáneamente o bien oscureciéndose el disco de la Luna cuando estaba llena, o bien pasando la Luna Nueva por el frente del disco solar y ocultándolo durante algunos minutos. Eran los eclipses de Luna y de Sol.

Bien pronto, en una edad más temprana de la civilización de lo que se podría suponer, los caldeos descubrieron que los eclipses se suceden en una secuencia regular, que tiene un ciclo de 18 años y once días, al que llamaron Saros. 


Cómo lograron conocer esa concatenación de fenómenos es un misterio si se tiene en cuenta que llevar una estadística de los 71 eclipses de un saros es casi imposible, pues siempre son visibles desde diferentes puntos del planeta y, cuando repiten en el Saros siguiente, se mueven a otro lugar que puede estar a varios miles de kilómetros de distancia del original. 

Por ejemplo, el eclipse total de sol que se apreció en el territorio colombiano el 12 de octubre de 1977 y que oscureció durante unos minutos a las ciudades de Pereira, Manizales y Cartago, es equivalente del que en el saros anterior atravesó de occidente a oriente la totalidad del continente africano el 2 de octubre de 1959.

Si se cuentan exactamente 6585 días, 7 horas y 42 minutos, a partir del momento en que ocurre un eclipse cualquiera, se podrá predecir la ocurrencia de otro con características similares, pero visible desde un lugar distinto del planeta. Durante el período completo ocurren 43 eclipses de Sol y 28 de Luna.