Header Ads

El marido del ex gobernador de Oaxaca robó 31 veces más que Duarte




El monto que supuestamente robo Jorge Castillo Díaz, ex funcionario del Gobierno de Oaxaca; es 31 veces mayor que la suma de dinero que se presume hurtó el ex Gobernador de Veracruz, Javier Duarte.

La Procuraduría General de la República (PGR) le imputó a Duarte el lavado de más de 438 millones de pesos, que supuestamente desvío del erario durante su gestión al frente del Poder Ejecutivo de Veracruz, entre los años 2010-2016; y que depositó en diferentes cuentas bancarias de empresas fantasmas y prestanombres.

NOTICIAS reveló el sábado que Castillo Díaz es investigado por la Fiscalía Especializada en Materia de Combate a la Corrupción de Oaxaca, por el delito de enriquecimiento ilícito, mediante el supuesto robo de 14 mil millones de pesos del erario de Oaxaca, durante los años 2012-2014.

De acuerdo con el expediente 437, este ex operador financiero del Gobierno estatal trasladó estos recursos públicos a cuentas bancarias a su nombre, de prestanombres y de familiares; en instituciones como Bancomer, HSBC y Banamex.

Por estos hechos, la PGR tiene abierta, también, una carpeta de investigación, según lo reportó el mismo Castillo al Juez de Control del Poder Judicial del Estado, que lo citó la semana pasada en esta ciudad.

A diferencia de Duarte, el ex funcionario oaxaqueño sigue libre.

Financiaría hospital ¡hasta el 2840!

Los 14 mil millones de pesos que se presume fueron desviados por Jorge Castillo representan el 22 por ciento del presupuesto total de este año para el Estado de Oaxaca.

Ahora que está en crisis el sistema de salud de la entidad, particularmente el Hospital de la Niñez Oaxaqueña que está en paro desde hace 4 semanas, representa su presupuesto de 823 años.
De acuerdo con el reporte de la Secretaría de Finanzas, este centro médico, que es el único especializado en la atención de niños de Oaxaca, tiene una bolsa anual autorizada de 17 millones 122 mil 447 pesos.

A partir del 8 de julio, este hospital está cerrado debido al paro de labores que realizan los médicos; ya que, denunciaron, no cuentan con medicinas ni material de curación para atender cuadros básicos. Cientos de niños oaxaqueños carecen de atención especializada como consecuencia de esta problemática.

En tanto, esta suma que supuestamente fue robada por Castillo, sirve para operar todo el sistema de salud de Oaxaca por más de 3 años, si se considera que el presupuesto de egresos de 2017 aprobado por el Congreso estatal, asciende a 3 mil 922 millones 792 mil pesos.

En el estado, centros de salud y hospitales de todos los niveles han suspendido operaciones en varias regiones del estado, ya que al igual que en el de la Niñez, los médicos manifestaron que no tienen insumos para dar atención.



Autor: Virgilio Sánchez