Header Ads

Especialistas sugieren otorgar muñecas se-xuales infantiles a pedófilos para prevenir ataques con niños de verdad




“Estaremos protegiendo mejor a nuestros hijos cuando esta persona sea capaz de decirles a sus amigos: ‘Me atraen se-xualmente los niños, soy un pedó-filo no ofensivo”, explica la psicoterapeuta se-xual Juliet Grayson.

Permitir que los pedó-filos se sirvan de muñecas se-xuales infantiles para satisfacer sus deseos en un “entorno gestionado” puede ayudar a disuadirlos de abusar de menores en la vida real, sostiene el presidente de StopSO, una organización británica que previene los delitos se-xuales a través de la terapia, informa ‘The Independent‘.

“Es como dar metadona a un heroinómano”

La psicoterapeuta s-exual Juliet Grayson afirma que la prescripción de estas muñecas s-exuales infantiles —que simulan el tamaño y peso de un niño o niña— es como darle metadona a un adicto a la heroína. “Conozco a un hombre que tenía muñecas infantiles. Tenía dos y estaba muy feliz de usarlas en lugar de tocar a niños (…) es mejor que nada”, cuenta.


“Las personas que sienten una atracción exclusiva hacia los niños no tienen ninguna manera legal de satisfacer sus deseos aparte de mas-turbarse con una imagen creada por su propia cabeza, ya que no se les permite mirar fotografías y ni siquiera hacer un dibujo”, indica.

¿Aumenta el riesgo de un ataque real?

Por su parte, Jon Brown, director de desarrollo en la Sociedad Nacional para la Prevención de la Crueldad contra los Niños, defiende que no hay pruebas que apoyen la idea de que el uso de estas muñecas ayude “a evitar que los potenciales vio-ladores cometan delitos contra niños reales”.

Según él, utilizar muñecas muy realistas puede producir una desensibilización que degenere en una conducta normalizada hacia las relaciones se-xuales con menores, “de manera que en el futuro esas personas pueden dañar a niños, como sucede a menudo con aquellos que ven imágenes indecentes”.

En el Reino Unido, el 2% de la población tiene fuertes tendencias pe-dófilas y uno de cada cinco hombres se encuentran igualmente o más atraídos por los niños cuando se les muestra por-nografía de adultos e infantil.