Header Ads

He tomado la decisión de ponerme en huelga de hambre, "Soy perseguido político": Duarte




Javier Duarte, el político criminal más odiado de México, se considera santo y perseguido político, por lo que ha iniciado una huelga de hambre en el Reclusorio Norte donde está preso.

En una carta de dos hojas, que hizo de su puño y letra, escribió: “Esta resolución la tomo con la finalidad de que se detenga la persecución política y la caza de brujas que existe en mi contra y de mis ex colaboradores en el estado de Veracruz.”

Su intensión también es pedir que intervengan las judicaturas de la federación y del estado de Veracruz para frenar las sentencias de la juez Alma Aleida Sosa, quien considera que actúa bajo las órdenes dictatoriales del nuevo gobernador de Veracruz.

El convicto piensa que la juez no tiene fundamentos para actuar contra él. Y tomó esta decisión para hacer presión. Duarte informó a Imagen Noticias que en lo sucesivo y hasta que le hagan caso, tomará solo té.



Lo único que se conoce de su proceso legal es que un juez federal otorgó una suspensión definitiva para dos órdenes de aprehensión emitidas en Veracruz por los delitos de abuso de autoridad, peculado, coalición y tráfico de influencias.

Pero esto no significa que vaya a quedar en libertad, solo se evitará que sea traslado de su actual prisión a una de Veracruz. Esto porque, además, el ex mandatario enfrenta cargos federales.


Escrito por: Alexander Garín Rojas