Header Ads

La policía ya investiga a los hijos ingratos por abandonar en la calle a la abuelita de 90 años




Veracruz.- Una mujer de 90 años, que requiere cuidados especiales, fue “abandonada” este sábado en la puerta de la vivienda de uno de sus hijos, presuntamente, porque no querían hacerse cargo de ella.

La anciana, Antonieta Camacho, depende de sus cuatro hijos, quienes firmaron un convenio para cuidar de su madre por periodos de tiempo. Pero esta ocasión, su hijo Fidel Hernández Camacho, avisó a sus hermanas que no podría cuidar a su mamá porque su esposa estaba delicada, además de que saldría a trabajar fuera de la ciudad.

Aún así, las hermanas llevaron a su madre al domicilio de su hermano y mientras ellos discutían, la ancianita permaneció más de media hora afuera de la casa de su hijo sin que nadie le abriera la puerta.

Policías municipales fueron alertados de la situación y acudieron al domicilio para brindar asistencia a la mujer mayor, mientras que sus hijos, Fidel y Adela Álvarez Camacho, discutían fuertemente.
La esposa del hijo, Armida Vera, explicó que una de las hijas de la ancianita la dejó abandonada prácticamente afuera de la casa, pero en ese momento ellos no podían recibirla, lo que fue notificado desde el 10 de agosto ante la Procuradora Municipal de Protección de Niñas, Mujeres y Jóvenes, Amahuri García.

Fidel Hernández Camacho dijo que en 2016 realizaron un convenio, donde él y sus hermanas Adela, María del Carmen y Dora María Álvarez Camacho, se comprometían a cuidar por 15 días a su madre, además de aportar 500 pesos mensuales para los gastos de doña Antonieta.

La esposa de Fidel, dijo que no podían cuidar a la madre porque ella se encuentra delicada de salud por diabetes y tifoidea, por lo que tienen que salir a consultar a la ciudad de Villahermosa, por lo que se les imposibilitaba cuidar a su madre.

Pero al final Adela fue a dejar a su madre a la puerta de la casa y empezaron a discutir, al grado de que ambas partes levantaron una denuncia en la Fiscalía del Estado.

Al final Fidel se hizo cargo de su madre, quien requiere cuidados especiales por su avanzada edad, además señaló que este caso no hubiera llegado a los extremos si sus hermanas hubieran accedido al dialogo.
Por su parte Adela Álvarez declaró “Yo sólo pido que cumpla lo estipulado en el convenio que se levantó en el 2016, porque aparte Fidel Hernández no cumple con los 500 pesos mensuales y ya no la quiere cuidar, lo cual no es justo, porque de corazón si estuviera en mi poder el cuidarla de forma correcta lo haría, pero no puedo, trabajo y si no trabajo, no como”.