Header Ads

Ladrón acabó con la vida de un estudiante genio, estaba desarrollando un proyecto para beneficiar a la humanidad





Fue en el trayecto a su escuela de inglés que fue acuchillado por un delincuente

El martes pasado en la Colonia Quinta Velarde, de Guadalajara, Jalisco, un joven de 17 años fue asesinado durante un robo.

El muchacho, de nombre Francisco, tenía un proyecto para utilizar residuos de agave y plástico, como si fueran madera.

De acuerdo con Pedro Álvarez, padre de Francisco, el entusiasmo de su hijo por aprender fue lo que lo convirtió en un alumno sobresaliente.

Francisco cursaba el bachillerato en la Escuela Preparatoria de Tonalá, sin embargo, solía asistir a la Preparatoria 19, donde la profesora Sandra Jara imparte Química y encabeza un grupo de estudio para alumnos sobresalientes. Era esta profesora quién lo asesoraba en un proyecto para fabricar aglomerado, utilizando los residuos del agave mezclados con plástico.


Una publicación de Mural, detalla que Francisco ya había conseguido crear el aglomerado de agave y, antes de ser asesinado, ya investigaba aplicaciones para el material; una de ellas era construir mesas para jardín.

La Feria Nacional de Ciencias e Ingeniería, que tendrá lugar en octubre próximo, sería el lugar donde el muchacho presentaría el aglomerado de agave. Además tenía deseos de acudir al campamento de ciencia que se llevaría acabo en la Universidad de Virginia, en Estados Unidos.

Este deseo era lo que hacía que el joven acudiera a una escuela de inglés, lugar al que se dirigía la tarde que le arrebataron la vida.


Francisco iba en compañía de un amigo cuando un delincuente lo acuchilló y se llevó su teléfono celular, en la Calle Río Madeira, entre Salvador López Chávez y Río Suchiate.

El muchacho también estaba interesado en la literatura, le gustaba el teatro y escribir poemas, por lo que en enero pasado participó en el concurso de cuentos científicos del Primer Festival de las Ciencias y la Tecnología, que se llevó a cabo en el Museo Interactivo del Trompo Mágico, ganando el primer lugar con su cuento “Sin miedo a caer”.

El mismo texto le consiguió la medalla de plata en abril en el Concurso Latinoamericano de Proyectos de Ciencia y Tecnología.