Header Ads

Niña de primaria fue humillada porque su mamá no pagó la cuota "voluntaria"




La madre de la niña levantó una queja ante CEDH por el acto en contra de la menor

Una niña alumna de la escuela primaria Rafael Nieto, del ejido San Felipe, en San Luis Potosí, fue sacada de su salón de clases porque su mamá no tuvo para pagar la cuota de inscripción.

De acuerdo con una publicación de El Pulso de San Luis, integrantes de la sociedad de padres de familia de la institución sacaron a la menor y le quitaron sus libros de texto.

Ante el hecho, la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) entregó unas medidas precautorias a la Unidad Regional de Servicios Educativos Huasteca Norte (URSEHN).

La madre de la menor presentó la queja y argumentó que la maestra ingresó a su niña al salón para que tomara clases de manera normal, pero las integrantes de la mesa directiva de los padres de familia sacaron a la menor del aula, acción de la cual tenía conocimiento el director de la escuela.

Agregó que otro de sus hijos concluyó su educación primaria en dicha institución, y que por la misma circunstancia de adeudo de cuotas, no le liberaron sus papeles de sexto grado, lo que le impidió inscribirlo a la secundaria.

Tras la denuncia, Elvira Viggiano Guerra, la segunda visitadora de la CEDH, se dirigió a la URSEHN, para entregar las medidas precautorias, con el fin de que se tomen medidas a favor de la niña y se garantice su derecho a la educación.

Las medidas precautorias se ordenaron para ambos casos, el de la niña que está en sexto grado y el del jovencito en riesgo de perder su inscripción a la secundaria.

La queja no fue levantada en contra de la Sociedad de Padres de Familia, sino contra el personal directivo y docente que permitió que los integrantes de dicha sociedad interviniera en este tipo de asuntos.

“No es que falte información, lo que pasa es que son atribuciones que se toma la sociedad de padres de familia, con anuencia del director, porque la quejosa habló con él y le respondió que no podía hacer nada, que debía arreglarse con los integrantes de la sociedad de padres y con ello, él prohíbe el derecho a la educación a la menor” asegura la CEDH.