Header Ads

Simpatizante de Donald Trump amenaza a activista mexicano, "Voy a volarte los sesos y voy a tomarme tu sangre"




Un miembro de un grupo supremacista blanco envío un video en el que amenaza de muerte al activista proinmigrante Naui Hiutzilopochtli, conocido por expresar su rechazo al gobierno y simpatizantes de Donald Trump en asambleas oficiales en Los Ángeles, California.

“Voy a volarte los sesos”, “te dispararé en medio de los ojos” y “voy a tomarme tu sangre” son algunas de las amenazas y ofensas que el supremacista pronunció en contra de Naui, quien asegura recibió dicha grabación en un mensaje privado de Facebook.

El agresor ha sido identificado como miembro del grupo extremista “Proud Boys”, una organización con ideología supremacista que acude a los eventos organizados por simpatizantes del presidente Donald Trump para enfrentarse con los detractores, así lo dio a conocer el Southern Poverty Law Center (SPLC), un espacio que monitorea  a los grupos de manifestantes de ultraderecha.

En la grabación, el agresor porta una gorra con la leyenda “Make America great again”, el slogan de campaña de Trump, además aparece acompañado de otros simpatizantes que se burlan de las ofensas en contra de Naui.

“Voy a sacrificar tu corazón frente a tu familia” y “voy a violar a tu esposa” dice en otra parte del vídeo el racista, que se refiere de manera despectiva sobre los mexicanos y organizaciones proinmigrantes.


Por su parte, Naui Hiutzilopochtli explicó a Univision Noticias que la semana pasada fue contactado por agentes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), quienes le prometieron tomar cartas en el asunto de acuerdo con su relato.

” Me preguntaron si sé dónde vive ese joven, que cómo me siento”, aseguró.

A través de su vocera en Los Ángeles, Lourdes Arocho, el FBI indicó que no podía confirmar ni negar que estaba investigando este incidente de odio, citando una política de la dependencia.

Naui Hiutzilopochtli mencionó que el sujeto que lo amenaza es uno de los simpatizantes de Trump que han protagonizado distintos incidentes violentos en reuniones oficiales en ciudades santuario del sureste de Los Ángeles.