Header Ads

Las personas homosexuales, indígenas y de piel morena son los más discriminados: COPRED




El Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED) publicó los resultados de la Encuesta sobre Discriminación en la Ciudad de México 2017, la cual arrojó que, de acuerdo con la percepción de quienes habitan y transitan la ciudad, las personas homosexuales, indígenas y de piel morena son quienes más padecen discriminación.

La encuesta, que da seguimiento a su antecesora realizada en 2013, contó con la participación de 5 mil 200 personas entrevistadas, de las cuales 4 mil 800 eran residentes de la ciudad de México y 400 eran personas que transitan diariamente por la ciudad.
La encuesta arrojó que en promedio la ciudadanía califica el fenómeno de la discriminación en la Ciudad de México con 7.7, donde 0 significa que no existe discriminación y 10 que existe mucha discriminación.
 
El nivel educativo fue considerado la principal causa de discriminación, a la vez que la orientación sexual, el color de piel y las discapacidades se mantuvieron como causas que denotan conductas discriminatorias, no obstante, estas percepciones están a la baja en comparación con la encuesta emitida hace 4 años.
 

En cuanto a la discriminación específica en contra de personas lesbianas y gays, se encontró que está práctica es consistente en relación a la edición anterior, ya que en 14 de las 16 delegaciones de la Ciudad de México, las personas indígenas se colocaron como el grupo de población con percepción más alta de discriminación, en el resto son las personas gays y las personas de color con mayor prevalencia.

Pese a estos datos, 8 de cada 10 personas encuestadas indicaron que nunca habían sido víctimas de discriminación. El número de personas que afirmaron haber padecido discriminación descendió cuatro puntos porcentuales en comparación con la encuesta levantada en 2013, ya que en esa fecha el 32% afirmó haber sido objeto de discriminación, mientras que para 2017 el  porcentaje se colocó en 27%.

Las principales causas por las que las personas fueron discriminadas fueron el sobrepeso, la forma de vestir, la edad y su imagen; es decir, discriminación basada en su apariencia.

Los principales lugares en los que las personas padecieron discriminación fueron los espacios públicos: la calle, el trabajo, la escuela y las instituciones (por orden de prevalencia). Asimismo, se registró un alza en la percepción de las personas sobre la discriminación en espacios como internet, y las redes sociales.

Al ser cuestionados sobre la forma en la que se podía contrarrestar la discriminación, los encuestados indicaron que el respeto es el eje fundamental para eliminar prejuicios y estigmas; además, colocan los valores universales como necesarios para una convivencia pacífica.


Puedes consultar la investigación aquí.