Header Ads

Pitbull enloquece con el ruido de los juegos pirotécnicos y ataca a 4 personas




Zaachila, Oaxaca.- Cuatro integrantes de una familia, la noche del pasado 16 de septiembre, fueron atacados por su perro, uno de raza Pitbull; fueron trasladados tanto a una clínica de la Villa de Zaachila como al Hospital Civil.

Según informes policiales, luego de la conmemoración del Grito de Independencia, en la explanada del palacio municipal de la Villa de Zaachila, realizaron la tradicional quema del castillo, así como la quema de diversos juegos pirotécnicos.

A 10 cuadras del lugar, en un domicilio ubicado privada de Teotzapotlán, barrio del Niño, una familia celebraría con una cena; sin embargo, las detonaciones de los juegos pirotécnicos hicieron que su perro, uno de raza pitbull, comenzara a ponerse nervioso.

El constante ruido causado por el estallido de la pólvora hizo que el perro enloqueciera debido a su agudo y sensible sentido auditivo.

Al parecer el señor Jaime Elías, de 33 años, trató de tranquilizar al canino, sin embargo, éste, lejos de tranquilizarse reaccionó instintivamente y lo atacó.

Jaime Elías fue mordido en brazos, piernas y espalda.

Sus familiares trataron de intervenir y tranquilizar al enfurecido perro, es por ello que éste atacó también a las señoras Sandra, de 30 años; Adelina, de 56 años y Aracelia, de 57 años.

Otras personas que estaban en el lugar de inmediato pidieron ayuda, por ello, tanto elementos de la Policía Municipal como del Servicio de Urgencias Médicas de Zaachila, se trasladaron al sitio indicado.

Alrededor de las 23:00 horas los policías y paramédicos arribaron al sitio; sin embargo, su integridad física también estaba en riesgo debido al perro que estaba incontrolable.
Con ayuda de cuerdas, los policías y demás personas improvisaron un bozal para que el perro no los mordiera, tras tenerlo atado, los paramédicos de inmediato brindaron atención pre-hospitalaria a los lesionados.

Enseguida, a bordo de la ambulancia 03, los rescatistas trasladaron a Adelina, Jaime Elías y Aracelia al dispensario de la Dirección de Salud Municipal, lugar donde fueron suturados.

En tanto que Sandra, fue llevada a la sala de urgencias del Hospital General Doctor Aurelio Valdivieso, sitio donde quedó bajo observación médica.

Trascendió que el canino pudiera ser sacrificado luego del ataque a la familia.