Header Ads

Según la OCDE, solo el 1% de los niños mexicanos terminarán una carrera universitaria



En México quienes tienen un título universitario llegan a ganar el doble que quienes no terminaron la educación superior. De igual forma quienes cuentan con un posgrado pueden percibir salarios hasta tres veces más altos; sin embargo, sólo uno de cada 100 niños alcanzan esa meta.

El Foro Económico Mundial (WWF por sus siglas en inglés), publicó su Reporte de Capital Humano 2016, en el cual se indica que México tiene un rezago en comparación con otras naciones de América Latina.

Según el informe  que mide el avance o deterioro del capital humano en 139 países, México está en el lugar 65, por debajo de países como Colombia, Chile y Mongolia.

Por si fuera poco, la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) determinó que en el país un profesionista gana en promedio entre los 9,000 y 11,282 pesos al mes, precisó el portal Economíahoy.mx

Por su parte, la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) reveló que los sueldos en el país son de los más bajos en el mundo en comparación con el grado académico, aunado a esto las personas que tienen una licenciatura pueden llegar a ganar el doble que quienes no terminaron la universidad y por su parte quienes cuentan con una maestría o doctorado pueden aspirar a ganar el triple.

Lo alarmante del panorama es que sólo el 21% de los mexicanos de 24 a 34 años tienen un título universitario y que 16 de cada 1000 jóvenes (poco más de 1%) serán profesionistas.

El capital humano se refiere a las habilidades de nacimiento de las personas, los conocimientos adquiridos en sus estudios y la preparación en el trabajo.

En otras palabras, una nación de personas con altos niveles de capital humano tenderá a desarrollarse más gracias a un modelo de conocimiento integral en el cual se basen las políticas públicas, las formas de gobierno y los replanteamientos de las fuerzas laborales que incidan positivamente en el PIB nacional.

De acuerdo con la OCDE, personas con más capacitación pueden incrementar los ingresos per cápita de un país hasta en un 6%.

En esta misma línea, el futuro de México puede tornarse oscuro e incierto, por los bajos niveles de capacitación que tenemos y los trabajos informales en donde está ocupada más del 56.5 % de la población económicamente activa, según el documento de la OCDE.