Header Ads

Cada candidato para presidente podrá gastar 429 millones de pesos, el tope que pone el INE




Cada candidato a la Presidencia de la República tendrá un tope de gastos de campaña de 429 millones 633 mil pesos y de precampaña, de 67.2 millones de pesos para las elecciones de 2018, aprobó la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos del Instituto Nacional Electoral.

Mientras tanto, cada candidato a diputado podrá erogar un millón 432 mil pesos, 21 por ciento más que el millón 120 mil pesos permitido hace seis años. Para cada precandidato a la Cámara baja la inversión máxima podrá ser de 252 mil pesos.

Los límites para cada para aspirante a senador oscilan, entre el máximo de Veracruz, Ciudad de México y Estado de México de 28 millones 642 mil pesos y el monto menor de 2 millones 864 mil pesos para Baja California Sur, Campeche y Colima.

La inversión máxima en las precampañas de senadores podrá ser de 4 millones 481 mil pesos en Veracruz, y la mínima de 448 mil 149 pesos.

Sin que hubiera discusión, los consejeros que integran la comisión aprobaron dichas cifras en la sesión efectuada esta tarde. Todavía falta que el proyecto sea validado por el Consejo General del INE aunque el tema es de trámite, porque se basa en fórmulas establecidas en la ley.

El tope máximo de gastos de la campaña presidencial se calcula de la siguiente forma: equivale al 20 por ciento del financiamiento público de campaña establecido para todos los partidos en el año de la elección presidencial, de 2 mil 148 millones de pesos. En caso de incumplir con estos topes de gastos los contendientes pueden recibir sanciones severas.

Es posible aplicar a los partidos políticos multas equivalentes al monto ejercido en exceso y si los candidatos llegan a quedar en primer lugar con una diferencia inferior a 5 por ciento y erogan 5 por ciento o más de lo permitido, se puede anular su triunfo.

 Los precandidatos que superen los topes mencionados serán sancionados con la cancelación de su registro o, en su caso, con la pérdida de la candidatura que hayan obtenido. Aunque los partidos políticos conservarán el derecho de realizar las sustituciones que procedan.