Header Ads

El 50% de los médicos mexicanos practican la dicotomía, los laboratorios dan un porcentaje de ganancias...



Existen laboratorios que dan un porcentaje de sus ganancias a los doctores que les envían trabajo, teniendo que subir los precios de los análisis clínicos para poder cubrir estas comisiones ocultas. A esto se le llama dicotomía, la cual según la ley en México está penada (Ley General de Salud, Artículo 48 Bis y 419).

Se denomina dicotomía a la participación del médico en los ingresos que el laboratorio clínico obtiene de los pacientes que le envía. Se puede presentar en forma directa cuando el laboratorio entrega dinero o equivalente al médico a cambio de que le solicite estudios a sus pacientes. Se presenta en forma de cohecho, cuando el responsable de seleccionar el laboratorio, pide o recibe una participación para él, asignando el laboratorio según su beneficio económico, ocultando el ingreso y evadiendo al fisco.

En México se estima que el 30% de los laboratorios practican la dicotomía .

A pesar de que la mayoría de los médicos de prestigio no la practican, existen algunos que no sólo la aceptan, sino que la exigen al laboratorio, dirigiendo a sus pacientes al que más comisión les ofrezca. Esta comisión oscila entre 20% y 50% del precio final que se le cobra al paciente.


Médicos pueden recomendar, no imponer
 
“Una vez el médico me entregó una hoja en la que especificó los estudios que debía realizarme en tal laboratorio, con todo y dirección. Al llegar, pregunté por el costo de los estudios que rebasaban los 2 mil pesos y decidí buscar un laboratorio confiable, pero más barato”, expuso una paciente que dijo haber sido objeto de esta práctica médica.

La denunciante recordó que el día de la consulta entregó al médico los resultados de los análisis realizados en otro laboratorio, lo cual generó el disgusto del profesionista quien rechazó las pruebas y exigió a la paciente acudir al lugar indicado.

“Yo le aseguré que al laboratorio al que acudí tenía el mismo prestigio que el recomendado, pero que me salía más barato, pero no quiso escucharme porque dijo que lo desobedecí”, recordó la paciente que prefirió cambiar de médico.

De acuerdo a algunas autoridades del sector salud, los médicos pueden recomendar algunos laboratorios a sus pacientes por confiar en sus resultados o eficiencia, pero no podrán obligarlos.
Aunque entre la comunidad médica se sabe de esta práctica, difícilmente se comprueba.
En la entidad el tema de la dicotomía no está en ley estatal de salud y por lo tanto no puede ser penalizada.

Si un paciente no es víctima de la dicotomía podría gastar hasta mil pesos por atender su padecimiento, por citar un ejemplo, y si se convierte en víctima podría llegar a invertir hasta 2 mil pesos en su atención médica.

Aunque no está penalizada en México, la dicotomía es condenada por el Código Internacional de Ética Médica, ya que representa un problema de salud, ético, económico y fiscal.

“El médico no debe atraer los pacientes de sus colegas; debe mantener siempre el más alto nivel de conducta profesional y no debe permitir que motivos de ganancia influyan en el ejercicio libre e independiente de su juicio profesional de sus pacientes.”


¿Qué opinas al respecto?
¿Has sido víctima de la Dicotomía?