Header Ads

La SCJN revisará el caso de una mujer "testigo de Jehová" por negarle la transfusión sanguinea a su hija enferma




El conflicto entre la fe y el derecho a la vida llegó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) donde la Primera Sala analizará el amparo concedido a una mujer rarámuri perteneciente a los Testigos de Jehová para agotar todos los tratamientos médicos para su hija enferma de leucemia y que, como última opción, reciba una transfusión de sangre.

El amparo en revisión fue turnado al ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea para que estudie la determinación del DIF Chihuahua de tomar la tutela de la menor para decidir sobre la salud de la misma, como lo es el tratamiento de una transfusión de sangre.

En el amparo la madre acusó que la Subprocuraduría de Protección Auxiliar de Niñas, Niños y Adolescentes del estado de Chihuahua, cometió discriminación en su contra por su origen étnico y creencias religiosas al prohibirle tomar decisiones en cuanto a la salud de su hija.

Con ello, la Subprocuraduría entregó la tutela provisional de la menor al DIF sólo en cuanto a lo relativo a las decisiones de los tratamientos médicos que recibirá para combatir su enfermedad pues indicó que debido a las creencias religiosas de la madre no autorizó una transfusión sanguínea para la menor.

Por ello, el Juzgado Octavo de Distrito de Chihuahua amparó a la madre de la menor para que, siempre y cuando se agoten otros medios o tratamientos alternativos la niña pueda recibir la transfusión de sangre como última opción.

Asimismo, calificó como discriminatoria e ilegal la tutela que asumió el DIF bajo el argumento de las creencias religiosas de la quejosa.

La mujer promovió un recurso de revisión debido a que no está de acuerdo en la posibilidad de transfundir sangre a su hija, asunto que ahora deberá resolver el ministro Zaldívar.




Con información del diario el universal