Header Ads

Normalistas humillan y entrenan a sus propios compañeros, "aprender a robar gasolina, aprender himnos socialistas"...



En la Escuela Normal Rural Vanguardia (Enruva), el Comité Ejecutivo Estudiantil “Alma Oaxaqueña” ejerce tratos humillantes sobre sus compañeras y acciones de autoridad en la vida académica de la propia institución.

Según la investigación “Prácticas estudiantiles y calidad educativa en la Escuela Normal Rural Vanguardia”, elaborada por Dámaris Antonio Santiago, para obtener el título de Licenciada en Intervención Educativa por la Universidad Pedagógica Nacional (UPN) en marzo pasado, las alumnas de nuevo ingreso, durante el llamado “curso de socialización” o semana de prueba, realizan actividades fuertemente orientadas al eje político.

“Cuando están en la Enruva, asisten a limpiar el panteón de la comunidad, quitan la hierba a la milpa, bañan a los puercos y limpian las porquerizas, que están instaladas dentro de la escuela. En la noche se realizan círculos de estudio en los que se repasan consignas e himnos de corte socialista, mediante los cuales se rige la comunidad estudiantil en los movimientos políticos, que coordina la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM)”, señala.

También, las entrenan para conseguir gasolina o diésel en forma ilegal, cuando requieren viajar en el autobús de la escuela y no tienen los recursos para comprar el combustible.

Además, el bloqueo de carreteras y el boteo para ayudar a otras normales es una actividad obligatoria, especialmente para las estudiantes de nuevo ingreso, a quienes les resulta complicado integrarse a este tipo de acciones.

Aparte de esto, la participación es un requisito para que puedan contar con el respaldo del Comité Ejecutivo Estudiantil, ante cualquier situación o dificultad con la parte académica.

Expulsadas

“Si una de ellas decide no participar en alguna manifestación o comisión con la intención de no perder clases, lo puede hacer y de manera académica no tiene repercusiones, pero por la parte política del Comité Ejecutivo Estudiantil sí las tiene. Esta organización lejos de mantener el compañerismo, fomenta practicas fuera de lo normal entre las mismas estudiantes, por lo que quien resulta expulsada de la parte política, no tiene otra opción que darse de baja”, anota.

Conforme a la investigación, las estudiantes que no intervienen en las actividades sociales deberán enfrentarse “a una serie de maltratos, como el hostigamiento de las mismas compañeras mediante gritos, humillaciones verbales en el comedor, exclusión de las actividades y acuerdos, limpiar las porquerizas, limpiar el basurero o el canal del ojo de agua, el no tener derecho a salir de la normal y el más fuerte es que le retiran en apoyo en alguna situación con los asesores o directivos”.

De igual manera, ejerce un control muy fuerte hacia sus mismas compañeras, ya que les prohíbe relacionarse con jóvenes en la comunidad o que su pareja sentimental las visite en la institución.
Por otra parte, el Comité Ejecutivo Estudiantil realiza actividades que no están contempladas en la parte académica, al controlar los días de clases, decidir los motivos de expulsión de las estudiantes, planear y practicar La semana de prueba, entre otros aspectos.

Una situación conflictiva es la que se presenta en la asignación de asesores, ya que los directivos los establecen de acuerdo a sus criterios, pero si a las estudiantes no les agrada, tienen la autoridad de cambiarlo.

Asimismo, cuando ellas consideran que un asesor no cumple con sus expectativas o no trabaja como a ellas les parece, pueden intervenir y correrlo irremediablemente de la institución, lo que se traduce en un desorden que se vive en la escuela.

De igual manera, si una alumna se ausenta en semana de exámenes, por cumplir con algún mandato del Comité Ejecutivo Estudiantil y los asesores deciden reprobarla, interviene para que la alumna pueda ser evaluada cuando ella lo considere pertinente, sin presentar dificultades y sin temor a reprobar las materias correspondientes.

Otra de las situaciones en las que participa es en la elección de los directivos, pues si resulta electa alguna persona que ellas consideran no apta para el cargo toma la decisión de no aceptarlo, manifestándose mediante la suspensión de clases o buscan otra alternativa para realizar un cambio.



Con info de: nvinoticias.com