Header Ads

En Polanco colocaron una calavera de una mujer indígena pidiendo lismona



En el área de restaurantes de Plaza Miyana, en Polanco, fue colocada una calavera que indignó a usuarios de las redes sociales que calificaron el acto como patético, misógino y racista.

El esqueleto simulaba ser de una mujer indígena, la cual portaba vestimenta colorida y cargaba a un niño en la espalda, envuelto en una especie de rebozo.

La plaza se ubica en una zona de la Ciudad de México que se conoce por ser habitada y transitada, en su mayoría, por personas que tienen un nivel socioeconómico medio alto y alto.

Una usuaria que subió la imagen a su perfil de Facebook comentó: “Clasismo, racismo y misoginia a la uno gogol: la gente ‘bonita’ de Polanco necesita ver una ‘María’ con todo y niño en el rebozo, en el piso y con la mano extendida, para “celebrar la mexicanidad del Día de Muertos”. Qué asco dan”.

También en Facebook, la plaza invitó a la ciudadanía a tomarse una foto con su “calaca favorita”. 

De acuerdo con Huffington Post, en una entrevista realizada a Raymundo Campos, profesor del Centro de Estudios Económicos del Colegio de México, explicó que “la discriminación es un fenómeno cultural de la sociedad mexicana, que se potencia gracias a la ausencia de políticas públicas que recorten las diferencias étnicas que históricamente existen en el país”.

Según cifras del Inegi, 66 de cada 100 mujeres han sido víctimas de violencia, ya sea física, emocional, sexual, económica, patrimonial y discriminación laboral.