Header Ads

Gobierno culpa a turistas gay sobre los leones "machos" en posición de apareamiento



Respecto a los dos leones machos que fueron descubiertos uno encima del otro en posición de apareamiento en el parque Masai Mara, la semana pasada, Ezekial Mutua, responsable del Instituto de Clasificación de Películas de Kenia (KFCB) declaró que la conducta del par de felinos “es extraña y creo que la única explicación es que los animales hayan visto a parejas homosexuales en conductas impropias cuando éstos visitan el parque”.

Las declaraciones de Mutua a un periódico local de la capital, provocaron un revuelo de indignación en las redes sociales, fue más allá y sostuvo que los leones también pueden ser conducidos por “fuerzas demoníacas” debido a que los demonios “no sólo poseen a las personas”.

Este funcionario es una figura conocida en Kenia al posicionarse en contra de la comunidad LGTB unido a su afán por prohibir cualquier película en la que se promuevan valores relacionados con la homosexualidad. Todo ello le ha valido el calificativo de “policía de la moralidad”. Una forma de ejercer su oficio que también extrapola a Twitter: “Los científicos deberían estudiar este comportamiento. Como en las personas, el principal propósito del sexo es la procreación”, escribía el pasado 2 de noviembre.

El último programa televisivo que no ha pasado el corte ha sido Andi Mack, del canal Disney Channel. La serie, que acaba de estrenar su segunda temporada, trata sobre la identidad sexual de uno de sus personajes principales. “Los niños deben recibir la información adecuada de que la familia consiste en la unión entre personas de sexo opuesto”, sostuvo Mutua en otro tuit y añadió que “ningún programa infantil con contenido gay se emitirá en el país”.
 
Mutua ha ido un paso más allá para encontrar una explicación a la “inusual conducta” entre los leones de Masai Mara. “Ambos necesitarían terapia, porque los animales no ven películas”. En un momento de la entrevista, incluso, el funcionario deja la puerta abierta a la posibilidad de que fueran dos mamíferos del sexo contrario: “Me gustaría disponer de sus registros para confirmar si son realmente dos leones machos”. Hasta 2010, se habían registrado en el mundo cerca de medio millar de especies que mantenían algún tipo de actividad sexual entre miembros del mismo sexo.

Usuarios de Twitter no tardaron en mostrar su rechazo a las deducciones de Mutua. “Ve y aíslalos tú mismo si eres lo suficientemente hombre”, escribía un usuario después de que el funcionario opinara que a estos animales “habría que apartarlos del resto”. Otros, argumentaban sobre su trabajo de censor: “Deberías prohibir los programas con robos, violencia y tiroteos porque también son ilegales en Kenia”.
Según recoge Amnistía Internacional, el Tribunal Superior de Mombasa confirmó el pasado junio la legalidad de “practicar exploraciones anales” a hombres sospechosos de mantener relaciones entre ellos. Una sentencia que vulnera el derecho a la intimidad como estipula el derecho internacional. En la actualidad, Kenia es uno de los 18 países africanos que imponen penas de hasta 14 años por este tipo de actos.