Header Ads

Veracruz una tierra sin ley, miles de ejecuciones por el narco



La inseguridad en Veracruz está desbordada, las autoridades fueron rebasadas y se padece un ambiente de ingobernabilidad
*Son Coatzacoalcos, Córdoba y Poza Rica las regiones más violentas con 469, 401 y 297 ejecuciones, en lo que va del año.
 
*Con base en estadísticas oficiales, durante 2017, en nuestra región se ha cometido en promedio un homicidio cada 30 horas.
 
*En doce meses suman 1, 699 muertes violentas en 132 municipios, pero podrían ser más de dos mil ejecuciones en los 212.

Poza Rica, Ver.- Tras un año violento y sangriento que ha dejado en los últimos once meses, mil 699 ejecutados y de ellos al menos 26 en los últimos tres días, –incluyendo autoridades municipales y a una funcionaria de la Fiscalía General del estado-, el senador veracruzano Héctor Yunes Landa aseguró que “el estado de descomposición es total”.

“No hay seguridad y tampoco hay justicia. Lo que hay es una desesperación por justificar la incapacidad de brindar protección a millones de veracruzanos, no importa incluso si se trata de funcionarios públicos”, y criticó que el gobierno esté manipulando las carpetas de investigación para tratar de inducir conclusiones falsas y apresuradas sobre los responsables de estos hechos.
Cabe recordar que diversos actores políticos han calificado de inverosímil la hipótesis oficial con respecto al asesinato del alcalde de Ixhuatlán de Madero, Víctor Espinoza Tolentino, su esposa y tres cola-boradores en el municipio de Banderilla, misma en la que se asegura que el móvil del artero crimen fue el asalto por una banda en la que participan empleados y ex empleados del propio gobierno.
Días previos, el lunes pasado para ser exactos, se supo del asesinato del alcalde electo del municipio de Hidalgotitlán, Santana Cruz Bahena, militante del Partido Nueva Alianza y este fin de semana en Poza Rica aparecieron tirados frente a una escuela los res¬tos esparcidos de cuatro sujetos y luego de una persecución policiaca de los presuntos responsables, fueron abatidos en la colonia Libertad de Poza Rica tres hombres más. Mientras tanto, en pleno centro de Córdoba una persecución y balacera dejó un saldo de dos muertos y tres lesionados, además de cuantiosos daños materiales.

Ante estos hechos, el dirigente estatal del PRI, Renato Aarcón Guevara, calificó de “increíble” lo que sucede en Veracruz.
Una cosa es cierta, la violencia de los últimos días evidencia el poderío de los grupos de la delincuencia organizada y la debilidad del Estado mexicano para garantizar la seguridad, incluso de las propias auto-ridades municipales y de la Fiscalía. Lastimosamente se observa que además de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, así como del llamado cuarto poder de los medios de comunicación, hoy las células del crimen or-ganizado se erigen como un quinto poder fáctico.

Pese a los “resultados positivos” la brutalidad sigue a la orden del día, desmembrados, pozoleados y secuestrados son comunes. 
Más allá de declaraciones, una investigación especial de Noreste basada en cifras de colectivos en el estado, del Consejo Nacional de Seguridad Pública, así como de conteos propios, revela que –por si fuera poco- existen 163 personas desaparecidas, de ellos 136 pertenecen a la zona Córdoba-Orizaba y son buscados por sus familiares.
En contraste con versiones oficiales, para el Consejo Nacional de Seguridad, Veracruz ocupa el quinto lugar nacional con más homicidios dolosos de toda la República.
Muy importante es mencionar que los seguimientos de Noreste sólo dan cuenta del conteo de muertes violentas en 132 de los 212 municipios, lo que hace suponer, por lógica, que el número de ejecuciones podría rebasar las dos mil.
El senador Yunes Landa insistió en la necesidad de que la Procuraduría General de la República (PGR) atraiga casos como el del alcalde de Ixhuatlán de Madero y de la fiscal especia-lizada, ya que no hay condiciones para que se realice una investigación objetiva y transparente, que respete el debido proce¬so, “sino sólo se busca atribuir responsabilidad a las víctimas. Habrá que esperar de qué acusan ahora a la fiscal asesinada”.

La fiscal Especializada en Delitos Sexuales del municipio de Pánuco, Yendi Guadalupe, fue asesinada a balazos la mañana del lunes en el interior de su automóvil. 
Lamentó la muerte de la funcionaria de la Fiscalía General del estado, por tratarse de una joven abogada que realizaba su trabajo en una de las zonas de mayor violencia en el estado. “Muchos funcionarios hacen su trabajo en situaciones de mucho riesgo; ellos no tienen que ver con la incapacidad de las cabezas responsables. Ellos también son víctimas de un gobierno que no es capaz de cuidar ni a los de casa, menos aún a los de afuera”.
Los números, pero más aún las imágenes de tanto desmembrado son escalofriantes. El Índice Global de Paz 2016, indicador elaborado por el Instituto para la Economía y la Paz, ubica a México en el lugar 140 de una lista de 163 países analizados, lo que significa que se encuentra en un “bajo estado de paz”, muy cerca del grupo de naciones con “índices de paz muy bajos”, donde se hallan Siria, Afganistán e Irak, entre otros.