Aumentó la fortuna de Jenni Rivera a 300 millones de dólares, antes de morir tenía 25



En la noche del 8 de diciembre de 2012, la cantante Jenni Rivera se encontraba en los cuernos de la luna, acababa de dar un concierto en la Arena Monterrey la cual había sido abarrotada por 17 mil personas, a las que les cantó durante cuatro horas sobre el amor y el desamor. Bajando del escenario su disquera la esperaba para entregarle Disco de Oro y Platino por las altas ventas de su disco "La misma gran señora" y además era coach de La Voz México.

La vida le sonreía a la llamada "Diva de la banda", pero el destino tenía otros planes para ella y la muerte la sorprendió.

Después de esa madrugada del 9 de diciembre, cuando su avión se desplomó en la Sierra Madre Oriental en el municipio de Iturbide en Nuevo León, México; muchas cosas han pasado en la historia de su familia y su legado a cinco años de su fallecimiento.

Al momento de su muerte la fortuna de Jenni estaba valuada en 25 millones de dólares, concentrados en la empresa Jenni Rivera Enterprises (JRE), que englobaba su programas de televisión, ropa, fragancias y cosméticos, todo administrado por su hermana Rosie, quien es la albacea y que en dos años incrementó la esta cantidad a 300 millones.

La hermana de Jenni ha declarado que todo lo que se ha trabajado en JRE es para los hijos de la cantante, excepto Chiquis quien quedo fuera de su testamento, pero Rosie no la desamparó y le dio empleo dentro de la empresa, donde percibe un sueldo al igual que ella.