El PRI prepara el megafraude en las elecciones del 2018 y el ejército reprimirá al pueblo inconforme: Padre Solalinde



“Eso ya se ve claro: es para reprimir a los que seguramente estaremos totalmente inconformes con el magrafraude que se viene como pasó en el Estado de México y Coahuila”, lamento el padre Solalinde


La Ley de Seguridad Interior, recientemente aprobada por el Congreso de la Unión es un “arma” del gobierno para afectar al pueblo, “reprimirlo y ahogarlo en sangre” cuando quiera manifestarse por el megafraude electoral que se avecina en 2018, afirmó el sacerdote Alejandro Solalinde Guerrera.

“Este Gobierno en lugar de preocuparse por escuchar a la gente, a su pueblo, ya está haciendo un arma contra el pueblo, para reprimirlo y ahogarlo en sangre, porque no se van a tentar el corazón para hacerlo”, aseguró el también defensor de los derechos de los migrantes.

“Eso ya se ve claro: es para reprimir a los que seguramente estaremos totalmente inconformes con el magrafraude que se viene como pasó en el Estado de México y Coahuila. Estamos viendo una dictadura militarizada con ese grupo perverso, mafioso de los tecnócratas. Esas personas que se han apoderado desde hace años de México y lo han convertido en una dictadura”, agregó Solalinde Guerra.

El sacerdote aseveró que si en 2018, ocurre el “megafraude electoral”, la población no se quedará callada.

“La gente tiene que despertar. No nos vamos a quedar callados ni tranquilos”, destacó.

En esa misma línea, el párroco lamentó que el Congreso de la Unión aprobara una Ley criticada por diversas voces especializadas a nivel nacional e internacional.

“Es lamentable porque esto es gravísimo. Intervinieron voces autorizadas nacionales, internacionales, asesores, expertos, defensores y defensoras de derechos humanos, iglesias, artistas con ese amor que tienen a México como Diego Luna y Gael García. Cómo es posible que les haya valido nada, eso quiere decir que no son libres para escuchar y no tienen alternativa para decidir y la línea que reciben no es ni del PRI, del PAN y sus aliados, sino de más arriba, de Estados Unidos”, detalló Solalinde.