Elba Esther no le gusta el brazalete y juez le concede la petición



El juez argumentó que la resolución tiene el objetivo de proteger la salud física y mental de la exlideresa magisterial

El juez sexto de distrito de procesos penales federales ordenó quitar el brazalete electrónico que le fue colocado a Elba Esther Gordillo, como una de las medidas cautelares para seguir con su proceso en prisión domiciliaria, en su departamento de Polanco, en la Ciudad de México.

En su resolución, el juez argumentó que la resolución tiene el objetivo de proteger la salud física y emocional de la exdirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).
Si no se retira el dispositivo electrónico, el juzgador adelantó que se aplicará una multa y otras sanciones a los servidores públicos responsables, de acuerdo con una nota de Milenio.

Aunado a esto, ya se permitieron las visitas a Gordillo en su penthouse ubicado en la calle de Galileo 7 y también puede recibir cualquier llamada telefónica.

Al interior del domicilio Elba Esther es vigilada por parte de una mujer agente federal, pero no hay cámaras que monitoreen sus movimientos.

Cabe recordar que la semana pasada Gordillo se quejó del brazalete, pues le causaba molestias.