Header Ads

Los líderes sindicales en México son eternos, la UNAM tiene un sindicato charro



A pesar de que México ocupa el último lugar en la tabla de salarios de América Latina y que la protección a los derechos de los trabajadores se han ido eliminando con la complicidad de sus líderes sindicales, estos gozan de muy “buena salud”, tanta que suelen eternizarse en la dirección de sus gremios.

Como muestra de lo revitalizante que suele ser representar a los trabajadores, el diario La Jornada realizó un conteo de los dirigentes que se comprometen con el cargo hasta que la muerte los separe.
Francisco Hernández Juárez, al frente del sindicato de telefonistas, lleva 41 años y 11 reelecciones.
Carlos Romero Deschamps dirige el Sindicato de los Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) desde hace 22 años, pero en este mes y, de forma anticipada, fue votado para continuar en el puesto hasta 2024.

Víctor Flores Morales encabeza el sindicato ferrocarrilero desde 1995 y enfrenta una gran cantidad de demandas penales por la quiebra de fideicomisos de los trabajadores, por defraudar con la venta de casas fantasma en 2001, así como por un fraude a pensionados sonorenses en 2006. Sin embargo, buscará reelegirse en 2018.
Francisco Hernández Juárez, quien en 1976 asumió la dirigencia de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) con el grito de “¡No reelección!”, ya acumula 11 relevos, y lo que le falta, pues espera permanecer hasta 2020, salvo que vuelva a participar en una nueva postulación “por única ocasión y sin que siente precedente”.

Agustín Rodríguez Fuentes suma siete reelecciones y 25 años al frente del Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (STUNAM), donde permanecerá hasta 2020, obviamente salvo que las bases le soliciten que vuelva a participar.
Isaías González Cuevas, líder de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), está en el cargo desde 2005, pero sustituye a Alberto Juárez Blancas, quien falleció ese año y llevaba 25 años al frente de la CROC.
Carlos Aceves del Olmo asumió el timón de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) en 2016, a la muerte de Joaquín Gamboa Pascoe, quien sustituyó a Leonardo Rodríguez Alcaine tras su fallecimiento, y este a su vez, entró al quite por la muerte de Fidel Velázquez, quien dirigió la organización más de 40 años.

Rafael Rivapalacio Pontones sí presume sus cuatro décadas al frente del sindicato del Infonavit, así como Gilberto Muñoz Mosqueda al frente del Sindicato de Trabajadores de la Industria Química.




Con información de La Jornada