Header Ads

Se casó el hijo de Adela Micha, este sujeto es aviador en la SEGOB



El pasado fin de semana, la periodista Adela Micha logró reunir a más de 600 personalidades de todo ámbito en la boda de su hijo Carlos Gotlib Micha

Cabe recordar que su hijo Carlos ha sido señalado por ser "aviador" de la Secretaría de Gobernación, donde mensualmente gana más de 80 mil pesos pero, sin embargo, nunca asiste a las oficinas de la secretaría a trabajar.

La decoración de la fiesta estuvo inspirada en 50 Shades of Grey (50 Sombras de Grey).

La boda fue tan extraña que no se sabía a ciencia cierta si se trataba de un evento oficial de Los Pinos, por el gran número de políticos que fueron invitados, o si era un foro Televisa, por la cantidad de celebridades que desfilaban, o bien una famosa entrega de premios  por los invitados de talla internacional.





Lo que fue más que evidente, es que no escatimaron en gastos. Todos los detalles estaban a la perfección, desde los meseros, las bebidas, la comida, los arreglos y hasta cepillos de dientes había en los baños. 

La comida estuvo compuesta por manjares como caviar, queso brie y un delicioso pescado con hongos y arroz. De postre había una gran elección de postres, dulces, y muy buen vino y champán.

Adela Micha lució espectacular, siempre acompañada de una gran sonrisa que la acompañó durante toda la noche. Disfrutó la fiesta y no paró de bailar, como una gran anfitriona, saludó a todos los invitados.

La música del evento estuvo a cargo de Los Ángeles Azules y Río Roma. Al final, dejaron a todos con la boca abierta. 

Era una pasarela de gente que no se sabía si estaban en:
  • Un evento oficial de Los Pinos, por los políticos que fueron invitados.
  • En los pasillos de Televisa, por las amistades del medio artístico.
  • En algunos premios en Miami, por los cantantes de talla internacional invitados.
En todo momento fue evidente que el presupuesto nunca faltó. Todos los detalles estaban siempre a la perfección, desde los meseros, las bebidas, la comida, los arreglos y hasta cepillos de dientes había en los baños. Un servicio y atención impecable.

Adela muy a su estilo no perdió el glamur, pero tampoco su peculiar estilo y forma de ser que la caracteriza.

La música estuvo ni más ni menos que a cargo de Los Ángeles Azules y Río Roma.