Header Ads

Sin madre, esposa de Javier Duarte exige que se le devuelva su dinero decomisado



Karime Macías, esposa del exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, reconoció que son suyos los diarios personales y las plumas de lujo, obras de arte, vajillas finas y otros artículos encontrados en una bodega de Veracruz, y exigió a la Fiscalía del estado su devolución.

Por el contrario, sostuvo que algunos artículos como despensas, muletas o sillas de ruedas que también estaban en la bodega no son suyos, y aseguró que fueron “sembrados” para inculparla en hechos delictivos.

Estas palabras se encuentran en una carta de 13 páginas que la exprimera dama de Veracruz firmó y envió a la Fiscalía de Veracruz, el pasado 1 de diciembre. Es la primera vez que se da a conocer un pronunciamiento de su parte, desde que ella y su esposo escaparon de México a finales de 2016.

En el documento, Macías confirmó que se encuentra “refugiada” en Reino Unido tras lo que denomina una “persecución política”, y sostuvo que las autoridades de Veracruz (sin mencionar al gobierno federal) supuestamente han violado su presunción de inocencia, al acusarla sin pruebas de diversos ilícitos. Incluso aseguró que la revisión de la bodega se hizo sin una orden de cateo.

Fue el pasado 17 de febrero cuando autoridades de Veracruz aseguraron la referida bodega en el municipio de Córdoba. Tres días después el gobernador del estado, Miguel Ángel Yunes, ofreció una conferencia de prensa donde reveló los artículos encontrados dentro de la misma, que dijo eran propiedad del matrimonio Duarte – Macías.

Entre esos bienes estaba un diario de Karime Macías abierto en una página con la leyenda “Sí, merezco abundancia” escrita en repetidas ocasiones.

En su carta enviada a la Fiscalía, Macías reconoció que, en efecto, dicho diario es suyo, pero acusa que su contenido fue tergiversado, pues se trataba de reflexiones “espirituales”.

“En dicha conferencia afirmó dicho señor Yunes que yo dibujé un mapa para mostrar propiedades en distintas partes del Mundo. Falso, una calumnia que denota la invasión de esferas en la que constantemente incurre. Expuso un diario privado propiedad de la suscrita y tergiversó afirmaciones de corte espiritual, pretendiendo dar un sesgo delictivo sin el menor escrúpulo…”, dijo Macías.

Macías añadió más adelante en la carta: “exijo la devolución de mis diarios personales y cualquier documento personal, en tanto viola el derecho a mi intimidad”.

En su oficio la exprimera dama de Veracruz también reconoció la propiedad y pide la devolución  sobre la mayor parte de los artículos encontrados en dicha bodega. Esto luego de que en octubre pasado la Fiscalía estatal publicara en la Gaceta oficial un acuerdo en el que se solicitaba que quien fuera dueño de los objetos que manifestara “lo que a su derecho conviniera” con el riesgo de que, de no hacerlo, causarían abandono.

Entre los artículos que Macías reconoció como suyos están todos los bienes de lujo encontrados en dicha bodega. Por ejemplo, cuatro juegos de plumas de las marcas Mont Blanc y Tibaldi de Italia; 32 juegos de vajillas y piezas de cristalería entre las que destacan una vajilla francesa de la marca Bernardaud, de 238 piezas, y una vajilla completa de porcelana, de la marca francesa Deshouliers, con más de 450 piezas.

También reconoció como de su propiedad cuatro juegos de palos de golf; un total de 115 cuadros, lienzos y retratos, algunos de los cuales son obras originales de autor; una réplica del yate marca Aquariva (que la PGR sostiene que Duarte adquirió con recursos públicos); varios edredones, muebles, una campana de bronce, un busto de Gandhi, balones oficiales de los últimos 12 mundiales de la FIFA, comedores completos, libros, relojes y decenas de artículos más.

“Ninguno de los bienes referidos como propios son instrumentos, objetos o productos de delito de cualquier índole”, señala Macías en su oficio.