Berenice fue asesinada cruelmente por su esposo belga



Ciudad de México.- Berenice se fue enamorada a vivir a Bélgica hace más de seis años. Conoció a Tom en Puerto Vallarta.

Vivían en departamento en la localidad de Kasterlee de ese país. Tuvieron dos pequeñas, que hoy tienen seis y dos años de edad. El pasado 9 de enero, la joven mujer, nacida en la Ciudad de México, murió en el hospital de aquel pais, después de ser agredida con un cuchillo.
Dos días después, la embajada de México en Bélgica informó al padre de Berenice que la joven había fallecido.

Tom, de origen belga, fue detenido como el principal sospechoso de asesinarla con un arma punzocortante durante la noche, mientras las pequeñas dormían, informaron periódicos locales.
Berenice Osorio De Viana, sufría de violencia doméstica. Eso se los hizo saber personal de la embajada a sus papás durante la última vez que hablaron por teléfono.

Desde el momento en que la familia se enteró de la noticia, sus padres, primos y hermanos se han movilizado para buscar apoyo por parte de las autoridades mexicanas para repatriar el cuerpo de Berenice, así como para informarse qué deben de hacer para estar al tanto de las investigaciones.
A pesar de que la embajada expresó que ha tenido comunicación con los padres de la joven, mediante una petición en change.org, el 20 de enero, la familia indicó que han acudido a diversas autoridades sin que hasta ese momento hubieran recibido el apoyo de la embajada de México en Bélgica o de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

“Lamentablemente sólo hemos tenido apoyo de organizaciones no gubernamentales de apoyo a las mujeres y recientemente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos”, enfatiza la petición que tan solo en unos días ha recolectado más de cuatro mil firmas.

También han recibido solidaridad de organizaciones de mexicanos y latinos radicados en Bélgica y en varios países de Europa.

Hasta el 17 de enero, y por presión de mexicanos en Europa, la embajada en Bélgica emitió un comunicado vía redes sociales, en donde informó que Berenice fue asesinada.

La oficina consular indicó que se tiene conocimiento de que un juez belga ha sido designado para la investigación del asesinato y debido a que ésta sigue en curso, la embajada no puede publicar más información. Aseguró que mantienen contacto permanente con las autoridades de ese país europeo.
Debido a la lentitud del proceso, los familiares acudieron a la plataforma de change.org y a redes sociales para pedir ayuda para la repatriación del cuerpo, la guarda y custodia de las hijas de Berenice, y que se les proporcione el acta de defunción de su hija y las actas de nacimiento de las menores.

Pidieron tener el seguimiento, atención e información sobre el estatus del juicio seguido en contra del presunto asesino confeso.

“Que nos sea asignada una representación jurídica gratuita que nos permita tener un acceso legal y total en Bélgica y México para todo lo vinculado a este caso. Nos sea brindado el apoyo y asesoría legal y administrativa necesaria para que las menores adquieran su documentación legal que las acredite como ciudadanas mexicanas, entre estos su pasaporte, en el entendido que las menores son hijas de una ciudadana mexicana”.

En su escrito difundido a través de change.org, solicitan también que, en caso de que se haga necesario, se les brinde todo apoyo económico para cualquier clase de pago, gastos funerarios, administrativos, e incluso si es necesario que un familiar acuda a Bélgica.

La mamá de Berenice apenas pudo obtener su pasaporte y en breve llegará a Bélgica. Su abogado ya está en la ciudad de Amberes, donde está el juzgado que lleva la investigación del caso.