'El Mosh' un excremento tiene su plaza de maestro pero los alumnos no lo conocen




MICHOACÁN.- La escuela José María Morelos, municipio de Álvaro Obregón, estado de Michoacán, cuenta con dos turnos, el matutino y vespertino. Después de las 6 de la tarde se cierran las puertas; nadie da clases en la tarde-noche como señala la plaza de profesor asignada a Alejandro Echevarría Zarco, mejor conocido como 'El Mosh'.

La población de esta comunidad asegura que, aunque desean clases nocturnas para adultos, no hay docente que los atienda.
"No, aquí no dan clase de 6 a 9", menciona la señora María. "Queremos que haya prepa abierta aquí, porque muchos queremos prepararnos".
La institución primaria permanece cerrada por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación; lleva semanas sin clase, bajo el pretexto de exigir pagos de adeudos.
"Nosotros sabemos que no hay clases porque se fueron a paro; les deben dinero de vacaciones y de muchas otras cosas", comenta Rocío Marín, vecina del lugar.
'El Mosh', como se le conoce desde 1999 por sus actos vandálicos cuando era estudiante de la UNAM, según los habitantes de Álvaro Obregón, no trabaja en este centro educativo, pero sí recibe cada quincena su cheque, cuenta con su plaza, según ex compañeros de estudios de Echevarría Zarco, desde el 2011.
"Mi compañero claro que es maestro; obtuvo una plaza por concurso, como se obtuvieron muchas plazas en este estado, cuando era legal obtenerlas así", asegura Moctezuma Madrigal Mercado.
Ana, esposa de Alejandro Echevarría, está totalmente segura de su inocencia.
"Lo están haciendo por su figura política, de la cual él está totalmente tranquilo, totalmente orgulloso", afirma Ana. "Él libró cinco procesos penales federales en el 99, y salió totalmente libre de ningún cargo, por eso tiene una plaza federal, ni siquiera es una plaza estatal, es federal".
La esposa de Echevarría Zarco, aseguró que presentará denuncia penal contra autoridades locales, por difundir la fotografía de 'El Mosh', a quien presuntamente se le vincula con el delito de allanamiento y sabotaje.